Un ejecutivo histórico de las pesqueras del Biobío

Luis Felipe Moncada estuvo 26 años ligado a Asipes. Abogado de Concepción, hoy asesora al mismo gremio en temas internacionales.

Inteligente y orgulloso. Así describen en la industria pesquera a Luis Felipe Moncada. Abogado de la Universidad de Concepción y ex secretario regional ministerial del Trabajo y Previsión Social desde 1987 hasta marzo de 1990, Moncada estuvo 26 años ligado directamente a Asipes, el gremio que agrupa a las empresas pesqueras de la Región del Biobío, primero como gerente general y luego, entre 2013 y 2016, como presidente.

“Era el alma de Asipes”, comenta una ex autoridad pesquera, quien lo recuerda como una persona “matea” e “hinchadora”. Peleador y duro al momento de negociar, Moncada vivió todas las fases de cambio de la normativa pesquera y tuvo un rol relevante cuando en 2001 se establecieron las cuotas individuales por armador (LMC), lo que permitió una racionalización de la operación pesquera y que, de cierta forma, terminó con la llamada “carrera olímpica” que imperó entre los industriales en los años 90.

Según recuerda una ex autoridad, Moncada tuvo un rol relevante en esa discusión, pues también se modificaron los porcentajes de pesca de los industriales, “cosa que fue complicada, porque Asipes era el 60% de la pesca nacional”.

Orgulloso de su región, el abogado de Concepción defendía los intereses de sus empresas socias, dice un actor del sector pesquero que recuerda los fuertes intercambios de opinión que Moncada sostenía con Francisco Mujica, ex gerente general de Corpesca y ejecutivo que fue formalizado por soborno y delitos tributarios por pagos a parlamentarios como Jaime Orpis, en plena discusión de la Ley de Pesca. “Ambos eran de carácter muy fuerte y ambos peleaban por sus cuotas de pesca de jurel, uno por la zona norte y Moncada por la zona sur”, recuerda un ejecutivo de la industria.

Pero Moncada, hoy investigado por la jefa de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong, por pagos a políticos en momentos de cam- pañas electorales entre 2009 y 20013, sigue ligado a Asipes, pues tras su salida, producida en noviembre del año pasado -previo un acuerdo que se comenzó a discutir con las empresas socias de Asipes en julio del 2016-, el abogado se mantiene como asesor del gremio.

Según Asipes, Moncada será asesor externo en temas internacionales. Por ejemplo, en la participación del gremio en la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (ORP), donde se define la cuota de jurel a nivel mundial, labor por cual seguirá recibiendo honorarios por esa labor, dice un ejecutivo de una pesquera del Biobío.
Moncada se habría ido del gremio, donde estuvo de 1990 al 2016, con una millonaria indemnización que fue pagada por las empresas integrantes del gremio. La cifra superaría los $ 400 millones, dicen en la industria, monto que se condice con la responsabilidad que mantuvo en el gremio y la antigüedad que acumuló. Asipes se habría comprometido, además, a financiar su defensa, a cargo de Rodrigo de la Barra. Asipes no quiso referirse al tema.

Hoy, Moncada está radicado en su parcela en Mulchén, en la VIII Región, la que adquirió con su señora en 2007 y donde está incursionando en el negocio de la comercialización de avellanas europeas, insumo vital para la elaboración de chocolates finos. Tiene una plantación de 65 hectáreas que pretende elevar este año a más de 100 hectáreas. Su principal cliente es Frutícola Agrichile, del grupo Ferrero, que entre sus productos tiene los chocolates Ferrero Rocher y Nutella, una crema a base de cacao, leche y avellanas.

Seguir leyendo