En 45% aumentan las adopciones de extranjeros en Chile

El año pasado hubo 122 enlaces entre familias foráneas y niños chilenos. En 2010 fueron 84.

El pasado 3 de octubre, Andrea y Guiusy llegaron a Chile, provenientes de Roma. El matrimonio de italianos no venía de vacaciones, pero, aseguran, este viaje se convirtió en el más placentero de sus vidas. Tras un proceso de nueve meses, lograron la adopción de Pía y Marcelina, de cuatro y seis años, respectivamente. Estas dos hermanas, originarias de Puerto Saavedra y que vivían en una residencia del Servicio Nacional de Menores (Sename), se convirtieron en sus hijas.

La pareja, que lleva nueve años de casada, cuenta que en Italia la adopción es compleja. A la gran cantidad de trámites judiciales se suma el riesgo, “siempre latente”, de que los padres naturales reclamen a sus hijos.

Tres años de documentación, que no prosperaba, los llevó a buscar otra alternativa. Gracias a una fundación que sirve de enlace, y la recomendación de un amigo, el matrimonio optó por Chile.

No se equivocaron. Gracias a la gestión del Sename, el 16 de octubre tuvieron el primer encuentro con nuevas hijas. “Elegimos Chile porque es muy buen país y católico”, dice Andrea.

Su esposa agrega que “tenemos la posibilidad de dar una educación de vida importante y haremos que ellas no olviden su historia, de dónde vienen”. El próximo fin de semana, la nueva familia regresará a Italia.

El año pasado, 122 matrimonios extranjeros adoptaron a menores chilenos. Esto es un aumento del 45% respecto del año anterior, cuando hubo 84 enlaces.

Según cifras del Sename, al 31 de octubre de 2012 ya se han enlazado 97 niños (63 mujeres y 34 varones).

De ese total, las familias italianas lideran las adopciones, con 64 niños. Le siguen las francesas, con 17 casos, y las noruegas, con 3. España y Nueva Zelandia, con un niño, respectivamente, también figuran en la lista.

Italia lidera adopciones

Las adopciones de niños chilenos por parte de extranjeros han tenido un aumento dispar (ver infografía). En 2005 hubo 106 casos, versus los 122 del año pasado. En lo que sí ha habido constancia es en la cantidad de italianos que se deciden por Chile para ampliar su familia.

En 2005 hubo 69 casos, mientras que el año pasado se registraron 85.

En el mismo lapso, Noruega pasó de cinco a 21 enlaces y Francia, de nueve a ocho enlaces.

Por otra parte, las familias estadounidenses hace seis años que no adoptan un niño chileno. La última vez fue en 2006, cuando tres pequeños encontraron un nuevo hogar en ese país.

España, por su parte, bajó las adopciones de 13 en 2005 a cuatro el año pasado.

Al observar la desagregación por países, se percibe que ningún país latinoamericano ha adoptado niños chilenos, salvo una familia cubana, que en 2008 consiguió la tutela de un menor.

Raquel Morales, jefa del Departamento de Adopción del Sename, explica que “la adopción internacional es la respuesta para aquellos niños y niñas para los cuales no hubo alternativa de familia adoptiva residente en Chile y que se perfilan con características más complejas, con requerimientos especiales: niños sobre los seis años, grupos de hermanos o portadores de problemáticas de salud subsanables y que no limitan su autonomía y desarrollo”.

Desde el Sename explican que la mayoría de los matrimonios chilenos busca adoptar niños de menos de dos años. Esto, a diferencia de las familias de otros países, que aceptan posibles hijos de hasta ocho años.

Seguir leyendo