Entregan primera vivienda sólida a familia de Graneros afectada por el terremoto

La casa que fue donada por el Grupo de Albañilería es una de las mejores alternativas habitacionales, debido a su comprobada resistencia a fenómenos naturales y su bajo costo de mantención.




Esta mañana fue entregada la primera vivienda de construcción sólida en la Región de O'Higgins. La casa fue donada por el Grupo de Albañilería a una familia afectada por el terremoto en la comuna de Graneros, quien recibió las llaves de las manos de  su Alcalde, Juan Pablo Díaz.

En una ceremonia encabezada por el Senador Juan Pablo Letelier, el Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Graneros y el Grupo de Albañilería de Chile, fue inaugurada la primera vivienda sólida de la región de O'Higgins, atendiendo al llamado que realizó el jefe comunal a la empresa privada para hacerse parte de la reconstrucción en su comuna.

La iniciativa -que fue impulsada por el alcalde Díaz, para motivar a los empresarios a brindar soluciones habitacionales que respondieran a los estándares de calidad que hoy se hacen necesarios- fue recogida por el Grupo de Albañilería, para dar seguridad, confianza y dignidad a esta familia granerina. Se trata de la mejor alternativa para una vivienda definitiva, debido a su comprobada resistencia a fenómenos naturales, su durabilidad, alta plusvalía, su bajo costo de mantención y sus mínimos riesgos de incendios y termitas.

El representante del Grupo de Albañilería, Edgardo Palma, señaló durante la ceremonia que "con orgullo podemos decir que estamos entregando la primera vivienda de albañilería de la región". Agregó que "el grupo de empresarios que componemos el Grupo de Albañilería, nos comprometimos y pusimos manos a la obra. Sabíamos que lo que construíamos no era sólo una casa, sino que un hogar de esperanzas y sueños para la señora Digna y su familia".

Tanto el Grupo de Albañilería como la empresa constructora Vipalco se motivaron en construir, en un plazo que duró sólo 20 días, la nueva casa de la familia Donoso, que incluye en su infraestructura una sala de baño para minusválidos, ya que uno de los integrantes de la familia sufre discapacidad física, entre otras complejas enfermedades.

Hoy esta casa de 52,27 metros cuadrados, pasa a ser la primera vivienda sólida en la región, donada en su totalidad por aporte de privados, y pone fin  a la angustia de esta  numerosa familia de escasos recursos, la que ya había sido víctima de otras catástrofes naturales en años anteriores, y que producto de ello necesitaban con urgencia una solución habitacional que les entregara la posibilidad  de contar con una vivienda digna para albergar de manera definitiva a la familia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.