Espacio Público plantea aporte estatal de $ 6.700 millones a partidos

Cifra es cuatro veces mayor a la contemplada en proyecto del gobierno.

El centro de estudios independiente, Espacio Público, presentó ayer una propuesta de reforma al actual sistema de financiamiento a campañas electorales y partidos políticos.

La fórmula, presentada por el presidente del think tank, Eduardo Engel, y su director Alejandro Ferreiro, incluye aportes públicos y permanentes para financiar las actividades de los partidos por un monto global anual de $ 6.700 millones.

La cifra -que sería repartida a las distintas colectividades considerando un piso basal y un porcentaje en proporción a sus resultados electorales- corresponde a cuatro veces los recursos contemplados en el proyecto del gobierno.

“Si bien la idea de entregar financiamiento público a los partidos ha sido históricamente impopular en nuestro país, postulamos que de todas maneras debe implementarse”, se señala en la propuesta del centro de estudios.

Respecto al financiamiento y gasto electoral, Espacio Público plantea limitar las donaciones anónimas a 20UF (unos $465 mil). Respecto de las donaciones privadas de carácter pública también se plantean topes, aunque varían según el tipo de proceso eleccionario.

Para las presidenciales se fija un límite de 200 UF (unos $4,9 millones); las parlamanterias uno de 100 UF y de 50 UF para las de alcaldes y concejales.

Engel también advirtió que el proyecto del gobierno debe incorporar una reforma al Servicio Electoral, advirtiendo que en la actualidad el Servel “sólo sabe lo que el candidato le dijo que gastó” y que es necesario que cumpla un rol fiscalizador más severo.

Por otro lado, Alejandro Ferreiro, relacionó la propuesta con el caso Penta, mencionando que “lo que de verdad evitan casos como éste y similares en el futuro, son límites a gastos acotados y una capacidad defectiva de fiscalización, unido a sanciones severas”. Agregó que irregularidades podrían seguir exisitiendo “mientras no tengamos un control efectivo de los límites al gasto electoral”.

Seguir leyendo