Especialista asegura que resguardar visión de los mineros debe ser prioridad

Médico indicó que en el momento del rescate, los trabajadores pueden presentar algunos problemas al volver nuevamente a la luz.




Ante el inminente rescate de los trabajadores atrapados hace dos meses a 700 metros de profundidad en el yacimiento San José, el médico especialista en urgencias y director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago, doctor Ricardo Peña se manifestó optimista acerca del estado general de salud de los mineros.

"La administración adecuada de agua y alimentos que se les ha dado a los trabajadores, evitará posibles dificultades como deshidratación", sostuvo.

No obstante, a juicio del facultativo, una de las complicaciones que tendrán los mineros una vez rescatados será la vista. "Pueden presentar algunos problemas al volver nuevamente a la luz. Deberán tomarse medidas precautorias para que ellos recuperen la visión de manera gradual", explicó.

Respecto de los equipos médicos que se encuentran a la espera del rescate de los mineros, el doctor Peña señaló que se debe disponer de todo el equipamiento que permita controlar el riesgo a que estarán sometidos los mineros. "Todos los trabajadores, luego de ser chequeados en el campamento, deben ser trasladados a Copiapó en ambulancias que tengan equipos de reanimación y de hidratación", aseveró.

El académico estimó que los mineros atrapados deben estar muy afectados sicológicamente. Pero, coincidió con los expertos en minería en que las incesantes labores de rescate desplegadas durante estos meses "fueron una gran inyección de ánimo para ellos".

LENTES DE ALTA TECNOLOGIA
Este miércoles, fueron presentados los dispositivos visuales que protegerán los ojos de los trabajadores al salir de la montaña donde permanecen desde el 5 de agosto.

Los lentes de alta tecnologí­a les permitirán evitar riesgos en su vista ya que cuentan con una cobertura gris y otra negra, las cuales recubren a los trabajadores de la luz considerando que los obreros están expuestos actualmente a 10 veces menos de luminosidad que la existente al aire libre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.