Ex presidente Lagos concreta acercamientos con Girardi

El senador -principal obstáculo de Lagos en el PPD- ha comentado a sus cercanos que ha mejorado su visión sobre la candidatura del ex mandatario. Ambos han conversado en privado estas semanas. La última vez fue el domingo, en el comando de la derrotada candidata Carolina Tohá.

Fue el domingo pasado, en la sede del comando de la derrotada candidata Carolina Tohá, en el centro de Santiago. Ese día, el ex Presidente Ricardo Lagos y el senador Guido Girardi (PPD) coincidieron a la misma hora durante la noche. Y en medio de los discursos tras el dramático revés sufrido por el oficialismo en las municipales, ambos se retiraron silenciosamente de la escena para conversar en privado.

Desde que el ex mandatario anunció, a principios de septiembre, estar disponible para emprender una aventura presidencial, el parlamentario ha venido planteando reticencias en público y en privado, advirtiendo que Lagos no defenderá una agenda progresista.

Así, en ese diálogo el senador le manifestó varias de sus aprensiones. Sin embargo, le agregó que no se cerraba a un eventual apoyo.

Girardi es una de las figuras más influyentes del PPD y es considerado clave para sellar un respaldo institucional de ese partido a la candidatura de Lagos. Y luego de que Isabel Allende (PS) se retirara de la carrera -a lo que podría sumarse José Miguel Insulza-, es el único obstáculo que debe sortear el ex mandatario para consolidar la base de apoyo en el denominado eje progresista de la Nueva Mayoría.

Quienes conocieron el contenido de esa conversación aseguran que Girardi le dijo que está dispuesto a apoyarlo si logra instalar un discurso innovador. Incluso, según las mismas fuentes, le dijo que lo acompañaría en una campaña, aunque sea con un alto riesgo de derrota en una contienda contra Sebastián Piñera, siempre y cuando impulse una agenda progresista y centrada en los temas ciudadanos, justamente lo que el ex gobernante comenzará a hacer la próxima semana (ver página 10).

La historia anterior es conocida. En 2004, cuando se tramitaba bajo el gobierno de Lagos el proyecto de Acceso Universal a Garantías Explícitas en Salud (Plan Auge), Girardi -quien en esa época ejercía como diputado- llegó a La Moneda con un ataúd y un cartel: “Para enterrar el sistema público del país”. El episodio provocó un quiebre con el entonces mandatario. Y en el oficialismo dicen que esa ruptura se prolongó durante años, incluyendo a los cercanos al parlamentario del PPD.

La mediación

Así, en el sector agregan que el trabajo realizado en los últimos dos meses para acercar posiciones ha sido clave. Según relatan en el oficialismo, luego de varios intentos de la directiva del PPD por reunirlos y dar señales de unidad, en las últimas semanas ambos habían sostenido previamente algunos diálogos privados y breves.

Los acercamientos vienen precedidos de varios mensajes que Lagos ha transmitido al PPD. Esto, sumado a la presencia en su equipo de su ex ministro de la Segpres Alvaro García, economista, militante del PPD y uno de los personeros de ese partido más cercanos a Girardi. Se trata, en síntesis, de un hombre que ha jugado un rol de nexo y que participó en la organización de los encuentros.

“Alvaro representa un puente entre dos visiones: primero, la de aquellos que piensan que todo lo que está sucediendo es una situación dramática, de crisis, que lo que hay que hacer es intentar salvar las viejas instituciones y que busca que la sociedad se adapte a las viejas instituciones, y, por lo tanto, de aquellos que ven con pesimismo los cambios que vienen. Y él ha hecho de puente entre esa visión y la de quienes, como yo, tienen una mirada más optimista y creen que lo que está agonizando es una civilización muy autoritaria y vertical. Alvaro es una intersección entre esas dos visiones”, dice Girardi en conversación con La Tercera.

¿Ha sido importante él para acercar a Lagos a esa visión que usted quiere impulsar?

“Yo creo que él ha colaborado, justamente, a generar una reflexión más profunda e interesante”, admite el senador. Y agrega: “Yo voy a estar con cualquiera que quiera representar un proyecto de cambio cultural que esté anclado con los desafíos del siglo XXI y que entienda que hay una oportunidad en este mundo que viene; que entienda, también, que no es la sociedad la que se tiene que adaptar a las viejas instituciones, sino que cómo las instituciones y las políticas se adecuan a la nueva sociedad”.

Cercanos a Girardi dicen que la crítica visión que el parlamentario tenía sobre la posible candidatura de Lagos ha ido atenuándose desde que el ex mandatario anunció su disposición a principios de septiembre. Las mismas fuentes agregan que el legislador ha comentado en privado que en estos dos meses el panorama ha evolucionado de forma positiva.

Los mensajes cruzados

La primera señal la dio el propio Girardi a fines de septiembre, al asistir al lanzamiento del nuevo libro del ex mandatario en la sede del Congreso en Santiago. Esa vez, el senador se sentó en la primera fila. Por ese entonces, la mesa del PPD y García organizaban los acercamientos.

Pero hubo un hecho previo que marcó el inicio de este trabajo. Un día antes de que Lagos lanzara su libro, el ex ministro García sostuvo una reservada reunión, en Valparaíso, con Girardi y el resto de los senadores del PPD. Asistentes dicen que el ex titular de la Segpres realizó una exposición en la que integró una síntesis entre el trabajo programático que ha realizado el PPD y la visión que Lagos plasmaría en su libro. La presentación quedó sintetizada en un documento.

“Mejorar la vida para todos y con todos es lo que busca el PPD. Para ello, Chile requiere cambios, y RLE (Ricardo Lagos Escobar) ha dado bien cuenta de ellos. Coincidimos con él en que las reformas deben hacerse a partir de una mirada de futuro que tome en cuenta la nueva época a nivel global y nacional en que vivimos”, se plantea en ese texto, junto con señalar que “Chile requiere contar con una mirada de futuro que comprometa el trabajo de múltiples actores, y de allí que apreciamos la visión de futuro que propone RLE”. Y se agrega: “Junto con compartir esta visión, proponemos dotar a Chile de las instituciones que faciliten la construcción de acuerdos para la acción colectiva (…). Ello supone mayor participación y descentralización en las decisiones, crear espacios de participación en el diseño, monitoreo y evaluación de las políticas públicas, y llevar las decisiones más cerca de la población, a través de una descentralización que considere los desafíos del siglo XXI”.

Varios de los asistentes interpretan esas frases como un claro mensaje a Girardi, quien ha enfatizado en las últimas semanas justamente en esos mismos conceptos. “Para avanzar en esta tarea, el PPD propondrá una agenda de conversación muy coherente con los desafíos que señalara RLE (…). En concordancia con los planteamientos de RLE, el PPD propone un estilo de desarrollo más inclusivo, inteligente y sostenible”, complementa el escrito, en el que también se apunta a otros temas de interés del senador por Santiago Poniente: “Un desarrollo inteligente es uno que pone el acento en recuperar el crecimiento, pero que simultáneamente logra diversificar la matriz productiva”; y “un desarrollo sostenible es el único posible en esta etapa de la vida humana”.

Tras esa cita, el senador Jaime Quintana -ex timonel del PPD- conversó a solas con Girardi, planteándole la sintonía que, a su juicio, existe entre el impulso programático de la colectividad y el trabajo que busca desarrollar Lagos.

El ex mandatario, incluso, ha transmitido al PPD algunas de sus propuestas. Una de ellas, en materia de pensiones, implicaría aumentar la edad de jubilación, pero recortando horas de trabajo los días viernes. “Yo estoy incluso más allá de la ‘propuesta B’ de la Comisión Bravo”, dijo Lagos en una de las últimas reuniones con el PPD, según relatan en ese partido, apuntando a la fórmula que más le acomoda a Girardi.

Posteriormente, hubo otros encuentros en los que García reforzó el mensaje a la colectividad. Y una de esas últimas citas se produjo hace tres semanas, en la sede del Congreso en Santiago, cuando el ex ministro conversó con alrededor de 15 parlamentarios del partido, intentando pavimentar un apoyo al ex mandatario.

Seguir leyendo