Foxconn, el punto negro detrás de las millones de ventas de Apple

La empresa encargada de la fabricación y ensamblaje de productos como iPhone y iPad, acumula varias denuncias de malas condiciones laborales y maltratos a trabajadores, tanto adultos como menores.




Tras los 5 millones de iPhone 5 vendidos en estos tres días desde su lanzamiento, muchos usuarios ignoran que los teléfonos son fabricados por trabajadores que deben vivir largas jornadas para cumplir con lo mínimo exigido.

Foxconn Technology es la empresa encargada de la fabricación y ensamblaje de varios productos electrónicos, entre ellos los iPhone y iPads, y el día de ayer sufrió el cierre de una de sus plantas luego de que dos mil trabajadores pelearan entre sí y 40 resultaran heridos. La compañía posee 1.2 millones de empleados y una larga lista de incidentes que han ocurrido producto de la explotación a sus empleados.

Ha sido acusada por ofrecer malas condiciones y maltrato de trabajadores, en donde se espera que en diez horas cada empleado trabaje sobre 3000 carcasas de iPhone y dos horas de trabajo extra valen 4 dólares. 

Dentro de sus fábricas Foxconn tiene no solo trabajadores adultos, sino que también hay 32.000 "internos", estudiantes de escuelas, que trabajan para la compañía. Los colegios reclutan a los estudiantes con la ayuda del gobierno, y un profesor es asignado para acompañarlos en la fábrica. Según la compañía, los jóvenes pueden entrar y salir de la fábrica cuando lo deseen, pero reportes de los mismos estudiantes señalan que los han amenazado con reprobar el año escolar si no asisten a trabajar.

En el año 2010, hubo una seguidilla de suicidios en la planta de Shenzhen, lo que llevó a la compañía a instalar una red anti-suicidios alrededor del edificio para evitar que los trabajadores saltaran desde la ventana de sus dormitorios dentro de la fábrica. En mayo del 2011, una explosión en la planta de Chengdu provocó la muerte de tres personas e hirió a 16. Durante diciembre del mismo año 59 trabajadores resultaron heridos por otra explosión ocurrida en la planta de Shanghai.

Producto de estos incidentes, la Asociación de Justicia Laboral realizó una auditoría en tres plantas de Foxconn, descubriendo que la mitad de los empleados de las plantas de ensamblaje excedían el límite de 60 horas semanales de trabajo.

La compañía anunció a principio de este año que espera tener un pleno cumplimiento legal con respecto a las horas de trabajo para el 1 de julio de 2013.

Actualmente la compañía se encuentra estudiando el origen de la pelea ocurrida el día de ayer en Taiyuan, mientras la demanda por el iPhone 5 continúa creciendo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.