Frente Amplio cuestiona a Guillier tras definiciones en debate

imagen-aton_327548

Dirigentes apuntaron a "contradicciones" y poca claridad. Abanderado y su jefe programático reafirmaron giro por CAE. "Un candidato evalúa los escenarios y toma opciones, y el equipo se subordina a esas decisiones", dijo ayer Rosales.




Fue el lunes pasado, tras participar del debate de Anatel, cuando Alejandro Guillier finalmente buscó despejar las dudas sobre su propuesta del Crédito con Aval del Estado (CAE). Si bien durante el foro el abanderado reafirmó que la condonación será "para siempre", en el punto de prensa posterior explicitó que, tras tomar una "decisión política más dramática", les encargó a sus equipos evaluar una fórmula para condonar la deuda al 40% con menores recursos de forma permanente y sin que el pago dependa de si esas personas salen o no de ese tramo, como lo había explicado su jefe programático, Osvaldo Rosales.

Consultado sobre si un deudor que sale del 40% de menores recursos tendría que volver a pagar la deuda, el abanderado respondió: "No, lo que les he planteado (a mis equipos) es más definiciones, porque tú no puedes estar entrando y saliendo del sistema. Tú tienes que resolver".

Así, ayer, a diferencia de lo ocurrido tras el debate de Archi, Rosales ratificó el planteamiento hecho por Guillier el lunes, pero sin admitir que existió un giro en su postura inicial. "Duda ninguna. Él reafirmó el compromiso solidario con el 40% más pobre. Ratificó que la condonación para ese sector va a ser permanente en el contexto de un nuevo instrumento", sostuvo en entrevista con La Tercera TV.

Más tarde, en CNN, el economista sostuvo que "un candidato evalúa los distintos escenarios y toma opciones, y el equipo, que es un equipo técnico, se subordina a esas decisiones y trata de hacer los mejores estudios y sobre esa base proponer las mejores vías".

Guillier, además, reiteró ayer su postura y dijo que "el problema es más serio de lo que se ve de afuera y hay que hacer esfuerzos para resolverlo". Así, subrayó que "cuando hay voluntad política los recursos se encuentran".

Sin embargo, desde el Frente Amplio cuestionaron al abanderado por una supuesta "ambigüedad" en sus propuestas programáticas, tanto respecto del CAE como en otras materias. El diputado Gabriel Boric aseguró que el abanderado cambió su postura a propósito de "una presión del momento", por lo que dijo estar "escéptico".

"Claramente, trató de evitar la respuesta y después, ante la presión y la insistencia, termina dando una declaración que es contradictoria. Ha habido demasiadas contradicciones en ese tema, y claramente ayer fue una declaración bajo una presión que estaba tratando de evadir. Creo que tenemos motivos fundados para ser escépticos", dijo. Asimismo, el diputado Giorgio Jackson señaló que "pareciera ser que, tras el debate, las posibilidades de Guillier dependen principalmente de los errores del piñerismo".

La diputada electa de Izquierda Autónoma, Camila Rojas, advirtió que "lamentablemente Guillier se pierde la oportunidad de hablarle a la gente que se ha movilizado por derechos y le entregó al Frente Amplio un importante apoyo. Su postura ambigua en torno a pensiones y condonación de la deuda educativa son expresiva de ello".

En la misma línea, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, apuntó a una "tibieza" de Guillier para enfrentar el debate. "No hay señales en la dirección que sistemáticamente hemos planteado desde el Frente Amplio, en orden de que la educación pública es un derecho, que necesitamos un nuevo sistema de AFP, que necesitamos una asamblea constituyente", dijo. Agregó que "con esas acciones poco claras va a poner en peligro la posibilidad de convertirse en presidente".

Comenta