Huechuraba y San Joaquín: las comunas con barrios críticos que tienen mayor tasa de delitos

imagen-602189

Así lo revelan cifras del gobierno, sobre denuncias por ilícitos de alta connotación social registradas en 2016.




La semana pasada, la población La Legua de San Joaquín concentró la atención de las policías y las autoridades, luego de los enfrentamientos a balazos que protagonizaron bandas de narcotraficantes rivales y que obligaron a varios vecinos del sector a permanecer encerrados en sus casas por 72 horas.

La situación volvió a la normalidad solo tras un allanamiento masivo de la PDI que terminó con detenidos, además de drogas y armas incautadas.

El ataque a balazos visibilizó una realidad que ocurre en San Joaquín. De hecho, en 2016 fue la segunda de las diez comunas con barrios críticos con mayor tasa de denuncias por Delitos de Mayor Connotación Social.

Los barrios que son definidos como de alta complejidad son Bajos de Mena en Puente Alto; La Legua en San Joaquín; Parinacota en Quilicura; El Castillo y San Tomás en La Pintana; La Amor en Cerro Navia; Barrio Nororiente en San Bernardo; San Luis en Maipú; José María Caro en Lo Espejo; 4 Septiembre en El Bosque y La Pincoya en Huechuraba.

Es esta última comuna, según las estadísticas del gobierno, la que registra mayor tasa de denuncias por delitos graves (ver infografía), con 3.335 constancias por cada 100 mil habitantes.

Luego aparece San Joaquín, con una tasa de 3.303 presentaciones. Esta fue la única comuna que subió en comparación con 2015, cuando se registró una tasa de 3.233 denuncias.

San Bernardo, que está en tercer lugar, disminuyó su índice de 2.878 a 2.651 el año pasado.

"La victimización respecto de las personas que viven en poblaciones siempre es alta, nunca ha sido un fenómeno muy distinto a lo que ocurre en los sectores más acomodados", explicó el investigador del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana (CESC), Diego Piñol.

Sobre las razones que explican que estas comunas con barrios críticos presenten altas tasas de denuncias, aseguró que la exclusión es la respuesta. "Las encuestas están mostrando una realidad que es conocida. Los sectores más excluidos y que no han tenido intervención consistente en el tiempo mantienen sus cifras porque en realidad la delincuencia ocurre en todos lados", afirmó.

Y añadió que "es intolerable que las políticas de seguridad ciudadana tengan cortes de cuatro años, porque llega un gobierno y desarma lo que hizo el anterior, después llega otro y hace otra cosa, entonces, es un permanente ensayo y error".

En tanto, el director ejecutivo de la fundación Ciudadano Seguro, David Rozowski, dijo que no necesariamente que La Legua esté en San Joaquín hace que incrementen en esa comuna los delitos: "La seguridad es un trabajo que no solo hacen las policías, también los municipios al invertir en seguridad, y no me refiero a seguridad ciudadana, sino que a podas, luminaria y ordenamiento en espacio público".

Uno de los grandes problemas en los barrios críticos es la cantidad de armas que circulan. De ahí que ayer el tema fuera abordado por el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, y el subsecretario del Interior (s) Mario Ossandón.

"Pedí los antecedentes para ver cuál es la situación exacta. Pero por supuesto que estamos para colaborar y evitar que se produzcan hechos irregulares", dijo Gómez en relación a que personas condenadas no perdieron su permiso para tener pistolas o revólveres. El tema será revisado por la Dirección General de Movilización Nacional y se evaluarán posibles modificaciones a la Ley de Control de Armas.

Comenta