Incendios forestales: Más de 100 mil hectáreas han sido afectadas a nivel nacional

Autor: La Tercera

Las regiones de O’Higgins y el Biobío se mantienen con alerta roja, al igual que otras 14 comunas a lo largo del país.

Según el último reporte de Conaf son más de 100 mil las hectáreas las que han sido afectadas por la gran cantidad de incendios en el país. De éstos 62 han sido controlados, 43 están en combate y 3 pudieron ser extinguidos.

Además según informó la institución  se ha declarado alerta roja para las comunas de Valparaíso, Casablanca, La Ligua (Valparaíso); Alhué, Pirque, Curacaví, Buin, Paine (Metropolitana); Vichuquén, Hualañé, Empedrado, Cauquenes (Maule); Bulnes (Biobío), Purén (Araucanía); además para las provincias de Melipilla (Metropolitana) y para la región de O´higgins y Bíobio.

Según detalló General Humberto Oviedo, comandante en Jefe del Ejército en las zonas de catástrofe  están trabajando 1.200 miembros de las Fuerzas Armadas. Por otro lado, el Intendente de la región de O’Higgins detalló que 92 compañías de Bomberos están desplegados en el sector, lo que significa alrededor de 500 voluntarios.

Este es el detalle por región:

Región de Valparaíso:

Santa María Los Molles (La Ligua): la velocidad del viento ha provocado que la dirección del incendio haya cambiado amenazando algunas viviendo. Afecta unas 400 hectáreas por confirmar.

Región Metropolitana:

Talami (Alhué): hay vientos cambiantes y fumarolas en el sector. Se presume que serían más de 3 mil hectáreas las afectadas.

Lo Chacón (San Pedro): las llamas han avanzado con alta intensidad y la gran cantidad de humo en el sector dificulta el trabajo de Bomberos y brigadistas de Conaf. Superficie afectada: 3.000 hectáreas por confirmar.

El naranjo (Curacaví): el siniestro traspaso el límite regional hacia la región de Valparaíso, comuna de Casablanca. Hasta ahora se reportan 6 viviendas destruidas.

Rinconada de Pirque (Pirque): este incendio es de alta intensidad y velocidad propagación. Superficie afectada: 3.000 ha por confirmar.

Región de O’Higgins:

El Perdigadero: se propaga a gran velocidad hacia el oeste y genera focos secundarios. En la zona se destaca la presencia de fuerte vientos. Durante la tarde del sábado se juntó con el incendio de Vichuquen Denominado Las Cardillas de la VII región.  Las llamas amenazan el poblado de Paredones, y las localidades de Nilahue y Panilonco. Superficie afectada: 17.745 ha por confirmar.

Nilahue Barahona (Pumanque): la vegetación afectada corresponde a plantaciones de pino. El siniestro afecta a las localidades de Pumanque, La Aguada, Pailimo. Producto de este incendio 15 y más de 38 mil hectáreas fueron consumidas por las llamas.

Coinco: el incendio aunque está activo presenta baja intensidad. Las llamas presenta amenaza para las instalaciones industriales del sector.

Región del Maule:

Las Cardillas (Vichuquén): continúa la amenaza al poblado de Vichuquén y las plantaciones de pino. Superficie afectada: 6.850 ha por confirmar.

Coronel de Maule (Cauquenes): las llamas avanzan de manera muy rápida y brigadistas y Bomberos trabajan para resguardar las viviendas. Se estima que 4 mil hectáreas con afectadas.

La Palmilla (San Javier): este incendio amenaza algunas viviendas del sector y se estimas que 2 mil hectáreas han sido afectadas.

Santa Cruz (Cauquenes): las llamas se propagan rápidamente debido a las condiciones climáticas.Bomberos trabaja en resguardo de viviendas.

Cerro Maule (Maule): el siniestro ha sido difícil de combatir y amenaza por llegar a centro poblados.

Región del Biobío:

Rinconada (Bulnes): se mantienen los trabajos de protección de viviendas. Superficie afectada: 530 ha por confirmar.

Ramuntcho (Hualpén): el incendio se mantiene contenido con fumarolas.

Región de la Araucanía:

Pangueco (Purén): las llamas fueron contenidas y amenaza zonas de viviendas y forestales.

La esperanza (Collipulli): el incendio avanza rápidamente amenazando viviendas.Superficie afectada: 200 ha por confirmar.

Huapitrio (Collipulli): las llamas presentan alta intensidad  y rápida propagación amenazando vivienda. Se presume que 100 hectáreas están siendo afectadas.

 

Seguir leyendo