Indagan en Perú supuesto espionaje a opositores de Humala

La denuncia, realizada por un ex ministro del Interior, ha generado un nuevo frente de problemas para el mandatario peruano.




Como en los 90, en la era de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Según ha denunciado parte importante de la oposición peruana, ese es el estilo que estaría adoptando la administración de Ollanta Humala para espiar a opositores y periodistas que podrían perjudicar lo que en Perú llaman la "reelección conyugal", que no es otra cosa que la idea de que Nadine Heredia sea candidata presidencial en 2016. El gobierno sostiene que esta acusación es una "fantasía", pero la controversia está escalando en Perú.

Todo comenzó con una denuncia del ex ministro del Interior del gobierno de Toledo, Fernando Rospigliosi, quien esta semana se presentó ante la Comisión de Inteligencia del Congreso para reafirmar que, según sus pesquisas, existe un aparato dentro de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini) que se dedica al espionaje político, principalmente telefónico.

"La finalidad de esto es la perpetuación en el poder de la pareja presidencial al estilo Kirchner", dijo Rospigliosi a La Tercera. En Perú, este ex ministro y analista político goza de alta credibilidad, y este tipo de denuncias generan fuerte impacto, por el recuerdo aún latente de las oscuras maniobras del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) liderado por Montesinos.

A esta denuncia se sumaron el Apra de Alan García y también Carlos Tapia, un ex asesor de Humala, que incluso señaló que políticos del oficialista Gana Perú también son "chuponeados por la Dini". "La nueva Dirección Nacional de Inteligencia. ¿Un calco del SIN de Montesinos?", se preguntó ayer el diario El Comercio de Lima.

La Dini depende de la presidencia del Consejo de Ministros, pero en los hechos reporta a Adrián Villafuerte, un coronel en retiro que hoy ejerce como uno de los asesores más cercanos e influyentes de Humala.

En abril, la revista Correo Semanal reveló la existencia de un equipo liderado por Villafuerte que se estaría encargando del análisis político y el diseño de una estrategia proselitista para facilitar la candidatura de la esposa de Humala.

AMENAZA DE TOLEDO

Para echar más leña al fuego, congresistas opositores y el propio Rospigliosi insisten en cuestionar a Villafuerte por su pasado cercano a Montesinos. Los dardos contra Humala abarcan prácticamente a la totalidad de la oposición: Keiko Fujimori exigió la inmediata salida de Villafuerte, mientras que Alan García denunció que su cuenta de correo fue "hackeada". Y Alejandro Toledo dijo que "si se confirma este cogollo montesinista, rompo con Humala". Por su parte, el primer ministro Juan Jiménez ha dicho que "no hay persecución política contra opositores".

De todos modos, el Congreso quiere indagar en el drástico aumento del presupuesto para la Dini y la extensa contratación de personal. Para el analista político peruano Augusto Alvarez, "la denuncia es gravísima, pues su comprobación implicaría al propio Presidente Humala". A su vez, Mirko Lauer, columnista de La República, señaló que "la situación que se perfila es complicada".

Este escándalo ocurre en momentos en que han surgido acusaciones de que el gobierno estaría desviando fondos públicos en beneficio de Nadine Heredia, como la masiva celebración de su cumpleaños 37, el viernes pasado.

Comenta