INE comenzará este mes una prueba piloto a nivel nacional de la Encuesta de Informalidad

Autor: Pablo Guarda

El organismo agregará nueve preguntas en el sondeo de empleo para recabar la información. El levantamiento oficial de datos se realizará el tercer trimestre, y los resultados se revelarán en diciembre.

El empleo por cuenta propia es uno de los conceptos que más se ha repetido el último par de años al momento de analizar la evolución que ha tenido el mercado laboral, ya que es este tipo de trabajo el que ha permitido mantener a raya el alza del desempleo en el país, dado que la generación de ocupaciones de asalariados prácticamente se estancó los últimos meses.

Pese a esto, expertos vienen advirtiendo que la encuesta de empleo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entrega pocos detalles respecto a qué tipo de trabajo se está generando, ya que es difícil saber si el empleo por cuenta propia está ligado a una apuesta de emprendimiento, o si es más bien una ocupación de carácter precario, sin estar sujeta a la legislación laboral nacional (protección social y prestaciones laborales).

Estas son las dudas que buscará responder el INE a partir de este mes, ya que entre febrero y marzo el instituto estadístico comenzará a realizar la prueba piloto de su nueva Encuesta de Informalidad, según se dio a conocer en el informe del cuarto trimestre de 2016 del Comité Técnico Externo.

En dicho documento se indicó que “existe una necesidad creciente por contar con información estadística sobre informalidad que permita mejorar el análisis, seguimiento y diagnóstico de nuestro mercado laboral, especialmente en momentos en que la actividad económica entra en una fase de desaceleración”.

Así, el organismo explicó que el levantamiento de la información se realizará a través de nueve preguntas que se agregarán a la actual encuesta de empleo, las que apuntan, entre otros, a levantar datos respecto al pago o no de cotizaciones, la entrega de beneficios como vacaciones anuales o la disposición de salas cuna.

Por otra parte, la encuesta también buscará entregar más información respecto del “sector informal”, dando cuenta del número de empresas que cuenta con contabilidad completa y las que tienen registros en el Servicio de Impuestos Internos. Asimismo, se preguntará por el número de establecimientos que conforman la unidad económica, si la empresa cuenta con alguna forma de organización de trabajadores, y si la empresa separa los gastos de la empresa de los del hogar (cuando corresponda).

Luego de la prueba piloto entre febrero y marzo, el INE tendrá un periodo de “marcha blanca” en junio, de manera de afinar los últimos detalles de este segmento de la encuesta, para así realizar el levantamiento oficial de datos en el trimestre julio-septiembre.

Más adelante, entre octubre y noviembre, se informará la Estrategia de instalación de los nuevos indicadores, a través del Comité Técnico y se entregará una nota técnica, entre otros.

Finalmente, en diciembre se publicarán los resultados oficiales de la encuesta, dando a conocer la nueva tasa de ocupación del “sector informal”, además de la tasa de informalidad en el mercado laboral.

De acuerdo al INE, la nueva información permitirá dimensionar y poder enfocar las políticas necesarias para ir superando la informalidad, que desde el punto de vista de las empresas aumenta el riesgo de clausura, dificulta el acceso al financiamiento bancario, y limita el tipo de negocios que pueden realizar (por ejemplo, con el Estado).

En tanto, para los trabajadores la informalidad se refleja en la falta de derechos laborales, además de estar asociado a una baja en la productividad. Finalmente, ir reduciendo la informalidad permitirá aunar mayores recursos para el Fiscom, ya que las compañías comenzarían a tributar.

Seguir leyendo