Jaime Gajardo: "El ministro no puede pensar que va a convencer de su política a todos"

El titular del Magisterio rechaza que los docentes deban rendir una prueba para ingresar al sistema público. Afirma que proyecto sobre plan nacional docente debe ser consensuado, aunque reconoce avances en la materia.




Ante el próximo envío al Congreso del proyecto de carrera docente, y tras las declaraciones realizadas a La Tercera por el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, respecto de la iniciativa, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, analiza el estado de las conversaciones que lleva adelante el Magisterio con el Mineduc y rechaza la posibilidad de que los maestros deban rendir una prueba de certificación para ingresar al sistema público, tal como lo adelantó el secretario de Estado.

El gobierno enviará en marzo o abril el proyecto al Congreso. ¿Se acercan las posiciones?

Ya llevamos siete reuniones y hemos abordado lo que es la formación inicial, los requisitos para entrar a estudiar la pedagogía, para elevar los estándares en la formación inicial y el tema del perfeccionamiento. Hemos logrado ya ciertas convergencias.

¿La prueba de ingreso al sistema está dentro de estos acuerdos?

Ellos nos plantearon ese tema, pero quedamos claros de que los únicos requisitos para ingresar a trabajar como docente es poseer el título profesional y que se realice un concurso nacional, objetivo y transparente, que asegure el ingreso de aquellos con mejores méritos.

O sea, rechazan la posibilidad.

Entendemos que cualquier elemento de evaluación, que sea para medir aptitudes o conocimientos, sea dentro del marco de la carrera y teníamos entendido hasta ahora que el gobierno se había allanado a esta instancia. Insistir en una prueba inicial es continuar colocando el acento en una política neoliberal de educación, donde ven al profesor como el centro de toda la problemática y la crisis que hoy existe en educación y no entender que aquí también tienen una responsabilidad las universidades que forman a los docentes.

¿Cómo se asegura, entonces, la calificación de los maestros?

Para que ingresen los mejores al sistema debe existir una carrera atractiva, con un  nivel de renta atractiva y una carrera que tenga perspectiva profesional. Para lograrlo, se debe construir entre todos una política nacional docente. Yo creo que el ministro no se puede pensar que va a convencer de su política a todos.

A semanas de que se ingrese el proyecto, parecen existir aún varias divergencias con el gobierno. ¿Faltó tiempo para discutir?

Lo importante es que este proyecto salga al Parlamento con aspectos concordados entre el Magisterio y el Mineduc, y eso puede demorar un poco más o un poco menos, pero eso entendiendo que también es importante que esto sea pronto, en este período del año, y que este año haya debate sobre la política docente. No podemos estar en esto de forma indefinida.

¿Que falta?

Hay que destrabar los nudos. Por ejemplo, la universalidad de la carrera, que no puede ser sólo para los municipales, sino para todos los maestros que trabajan en el sistema con recursos del Estado. También hay que destrabar el tema de la evaluación docente. Por ahora se debería suspender, mientras no salga la ley de carrera profesional, donde la evaluación debe ser modificada. Queremos una evaluación de carácter nacional, dentro de la carrera y con una reglamentación clara y transparente.

La disidencia del Magisterio asegura que falta mucho avance.

No están resuelto todos los temas, pero nadie podría afirmar que esto ha sido nulo. Nosotros podemos tener diferencias, pero no es nada tan alarmante. Si hay que entender que la Asamblea Nacional representa la voz de la mayoría. No nos vamos a desvelar por ciertos sectores que plantean el todo o nada y que no permiten avanzar.

¿Que otros elementos deberían ser parte de la carrera docente?

No sólo debe poner el acento en lo competitivo, sino que también reconocer la antigüedad, el perfeccionamiento y tener remuneración acorde a un profesional. Se debe establecer tramos, ascensos,  dentro del desarrollo de la carrera donde la formación continua se establezca como un derecho, no como un privilegio que hoy existe para los que tienen tiempo y el dinero para pagarlo.

¿Cuál sería el salario justo?

Tenemos una propuesta con dos criterios a sumar: uno, lo que se necesita para tener un pasar mínimo decente, incluyendo lo que se requiere para ejercer la función para corresponde. Lo segundo, es mirar profesiones parecidas, que tienen un grado de dificultad similar, como las enfermeras y los ingenieros en ejecución. No hemos concordado una cifra en el Magisterio, pero debería ser superior a un millón de pesos

En su entrevista, el ministro Eyzaguirre destacó también que se debe fortalecer la formación disciplinaria de los docentes.

Lo compartimos, pero el ministro debe ser realista y preguntarse por qué ha decaído tanto el fortalecimiento disciplinario. Aquí se ha permitido que cualquier instancia forme maestros. No hay que responsabilizar sólo a los docentes. Pero todo lo que sea necesario para fortalecer la formación lo vamos a respaldar, porque creemos que tiene que ser de excelencia.

Finalmente, cómo va el avance de las comisiones sobre la agenda corta que siguen con el gobierno.

Para el 31 de julio la comisión de deuda histórica debería emanar un informe con la propuesta de reparación, luego de la realización de un catastro y la discusión de la fórmula. En tanto, la comisión de agobio ya tiene un informe preparado, pero lo va a hacer público en marzo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.