José Luis Muñoz: El jugador que llegó desde abajo para esperanzar a la UC

Autor: Martín Dixon

Oriundo de Rancagua y con pasos por la Tercera División, el delantero cruzado ha tenido una carrera marcada por goles claves en momentos decisivos.

Se ha vuelto una constante para José Luis Muñoz salir de la banca para salvar a su equipo. Sin embargo, la costumbre de “Ribery” de marcar goles claves no es algo que comenzó en su actual etapa en Universidad Católica, sino que es una virtud que arrastra desde hace ya algunos años mientras defendía la camiseta de Everton y que el martes intentará emular en la final contra O’Higgins.

Los goles y las buenas presentaciones que ha exhibido el atacante, le han abierto la opción de ser titular en la final a jugarse en el Estadio Nacional. Paradójicamente, el delantero cruzado es oriundo de Rancagua y tendrá como misión impedir que el equipo de su ciudad natal consiga el primer título de su historia. De hecho, el ex ruletero no tuvo empacho en criticar a O’Higgins y acusarlos de “tener suerte”. 

Sin embargo, Muñoz tuvo que escalar en el fútbol desde abajo para llegar a la posición en la que actualmente se encuentra.

Sus primeros pasos como futbolista fueron en Tercera División en el año 2006 defendiendo los colores de Malleco Unido. Un año después pasaría a Colchagua, para finalente arribar a Magallanes en la temporada 2008.

Tras su paso por la “academia”, Muñoz tuvo la opción de mostrarse y dar el salto al profesionalismo. El jugador se encontraba a prueba en Audax Italiano y disputó un partido amistoso de práctica contra Everton. El desempeño de “Ribery” dejó una buena impresión en el entonces entrenador de los oro y cielo, Nelson Acosta, por lo que el atacante fue fichado por la tienda viñamarina. 

 

“El Histórico”

El ciclo de Muñoz en Everton estuvo marcado por goles claves e incluso momentos histórios del fútbol chileno. Precisamente, el rancagüino sería el gran protagonista del primer triunfo chileno en Argentina por Copa Libertadores, en el año 2009. “Ribery” ingresó en el segundo tiempo en el partido donde Everton lograba una transitoria igualdad de 1-1 ante Lanús. Pero en el último suspiro del encuentro, apareció para decretar el 2-1 en favor de los ruleteros. La importancia de la conquista le valdría ganarse el apodo de “El Histórico” por parte de la hinchada de Everton.

En ese mismo semestre, el atacante tendría otra participación clave, particularmente en los playoffs del Apertura ante Municipal Iquique donde convertiría el gol definitivo que significaría el paso de Everton a las semifinales. Su cosecha sería de tan solo 2 goles en toda la temporada, por lo que el jugador fue enviado a préstamo a Ñublense por toda la temporada 2010. En Chillán mejoró su registro convirtiendo 6 goles, pero su futuro estaba ligado al Everton y volvería a Viña del Mar a disputar el torneo de la Primera B del año 2011.

José Luis Muñoz disputaría dos años el torneo de Primera B. En la temporada 2011 disputó 23 partidos y convirtió 7 goles. Sin embargo, una lesión impediría que Ribery disputara el paso a Primera A contra Rangers en la final por el ascenso y ante San Felipe en la promoción. Su ausencia incidiría en el desenlace final que mantuvo a los ruleteros en Primera B.

Un año después, el delantero tendría su mejor temporada en Viña del Mar, jugando un total de 35 partidos y marcando 20 goles. El ciclo de Muñoz en Primera B tendría su punto cúlmine al convertirse en el héroe del partido de vuelta de la liguilla de promoción ante la Universidad de Concepción, donde convirtió dos goles en la victoria de 3-1 de Everton, sellando el regreso de los viñamarinos a la máxima división del Fútbol Chileno.

El Torneo de Transición 2013 sería la última estación del rancagüino junto a los ruleteros, donde marcaría 5 goles en 16 partidos. Posteriormente, el delantero manifestaría su intención de emigrar hacia nuevos destinos, siendo la Universidad Católica el equipo que lograría el préstamo de “Ribery”, decisión que ha traído buenos frutos para el cuadro cruzado.

No sólo fue el “salvador” de los cruzados en Quillota ante Unión la Calera, sino que también marcó el gol del triunfo de la UC ante Cobreloa (en un partido considerado clave) y además, convirtió el tanto que obligó a forzar la definición a penales contra O’Higgins por Copa Chile donde los cruzados se impondrían.

El martes buscará alargar su buen momento con el cuadro precordillerano.

Seguir leyendo