Juez aprueba arreglo de US$7.200 millones por fraude de Madoff

Irving Picard, el síndico de la compañía Bernard L. Madoff Investment Securities, demandó a Picower en mayo de 2009, aduciendo que Picower había retirado US$7.200 millones y que debe de haber sabido que el ex financista conducía una estafa piramidal.




Un juez del tribunal federal de quiebras de Estados Unidos aprobó un arreglo de US$7.200 millones entre el síndico que dirige la disolución de la firma financiera de Bernard L. Madoff y la sucesión del inversionista Jeffry Picower.

Irving Picard, el síndico que está liquidando la compañía Bernard L. Madoff Investment Securities, demandó a Picower en el mes de mayo del 2009, aduciendo que Picower había retirado US$7.200 millones más de lo que invirtió y que debe de haber sabido que Madoff conducía una estafa piramidal. Picower falleció en octubre del 2009 a los 67 años.

"Este es un gran día para los clientes, y esperamos cobrar todo el dinero que sea posible", dijo Picard tras la audiencia efectuada ayer ante el juez federal de quiebras Burton Lifland en Manhattan. Picard dijo que espera recobrar dinero suficiente para pagar a todas las víctimas de Madoff, incluso a aquellas que retiraron más dinero de sus cuentas en la firma de Madoff de lo que invirtieron.

Picard y el fiscal federal Preet Bharara, quien investiga el fraude de Madoff, anunciaron el 17 de diciembre el arreglo extrajudicial con la viuda de Picower, Barbara. El arreglo llevó la cantidad reunida por las autoridades con respecto al fraude de Madoff a US$9.800 millones.

David Sheehan, uno de los abogados del síndico, dijo a Lifland que Barbara Picower accedió a devolver "cada centavo" que los Picower recibieron del fraude de Madoff.

Madoff está cumpliendo una pena penitenciaria de 150 años en una prisión federal en Carolina del Norte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.