La Araucanía: quema de 19 camiones marca uno de los hechos más violentos en 20 años

Ataque incendiario en Lautaro dejó la cifra más alta de vehículos siniestrados desde el inicio de actos violentos en la zona en 1997. El saldo de obra afectada incluyó, además, siete rampas y una bodega. En el lugar se encontró un lienzo reivindicatorio de la CAM.

Como un hecho sin precedentes en las dos últimas décadas ha sido catalogado el ataque incendiario que la madrugada de este domingo destruyó 19 camiones, siete rampas y una bodega pertenecientes a la empresa de transporte y logística Cavalieri, ubicada en el kilómetro 659 en la Ruta 5 Sur, entre Temuco y Lautaro, Región de la Araucanía.

Según las asociaciones, este sería el peor episodio de sabotaje desde que en octubre de 1997 se iniciaron estas acciones de reinvindicación mapuche, con la quema de dos camiones en la cuesta Lumaco.

Respecto del ataque, la versión entregada por el guardia de seguridad a Carabineros da cuenta de cuatro sujetos que, con sus rostros cubiertos y portando armas, ingresaron al recinto, lo que activó la alarma. El hombre, al verificar la emergencia, fue encañonado y obligado a refugiarse en su caseta mientras los individuos procedían a lanzar elementos incendiarios a las cabinas de los vehículos de carga, los que rápidamente fueron consumidos por las llamas.

La llamada de auxilio a Carabineros se recibió a las 00.30 del domingo, media hora después del atentado, y movilizó a bomberos de Temuco y Lautaro, quienes lograron sofocar el fuego y remover escombros horas más tarde.

En la zona se desarrolló un vasto operativo policial sin resultados, que incluyó el uso de una aeronave, en busca de los encapuchados, los que se retiraron dejando evidencia de la autoría del ataque, que fue reivindicado por el Organo de Resistencia Territorial Wenteche Katrileo, de la Coordinadora Mapuche Arauco Malleco (CAM). El coronel Juan Pablo Boetto precisó que “luego de materializado este hecho, estos sujetos huyeron por la parte posterior sin antes hacer algunos disparos y dejar algunos panfletos y un lienzo en el lugar, que están siendo periciados por el Laboratorio de Criminalística de Carabineros”. Uno de ellos decía: “Sabotaje y resistencia a grandes expresiones capitalistas dentro de nuestro Wallmapu”.

Reacciones

El ataque incendiario deja millonarias pérdidas para la empresa Cavalieri, considerando que cada equipo siniestrado tiene un valor promedio de US$200 mil , lo que en su conjunto superarían los US $ 3 millones. El hecho causó la indignación de los dirigentes del transporte de carga, José Villagrán, presidente de uno de los gremios, indicó que es de la idea de aplicar leyes especiales para terminar con los atentados: “Los camioneros estamos muy preocupados por lo que está sucediendo en el sur de Chile. Cuando se decretó estado de excepción, es decir presencia militar en la zona, por los incendios forestales, se terminaron todos los atentados. Nosotros le pedimos al gobierno que pudiera mantenerlo en ciertas zonas. La medida se levantó y comenzaron los incendios”.

En cuanto a las pérdidas, añadió que “en 2016, en febrero, llevábamos 20 camiones quemados. Este año llevamos nueve, más los de hoy, sobrepasamos la estadística y lo más lamentable de todo es que no tenemos un gobierno con quien conversar”.

El dirigente afirmó que están en estado de alerta analizando en forma interna las medidas que tomarán. “Lo sucedido es la guinda de la torta, el estado de derecho no está funcionando, eso lo tiene que reconocer el gobierno, que acá en el sur de Chile hay terrorismo”, sentenció José Villagrán.

Sergio Pérez Jara, presidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga, anunció que el directorio se reunirá este lunes en la capital de manera urgente para determinar las acciones a seguir.

En tanto Hermann von Mühlenbrock, presidente de Sofofa, afirmó que “esta situación de violencia no es un tema económico o material, es un asunto humano. Anoche corrió peligro la vida de un cuidador, antes de que se perpetraran los actos terroristas”.

Seguir leyendo