La carta que familiares de víctimas de la dictadura le entregaron al Papa

Autor: La Tercera

En la carta que fue entregada por Héctor Marín, cuyo hermano desapareció en 1973, la agrupación le manifiesta al Pontífice que "ni el odio ni la venganza, anida en nuestros corazones".

“Mediante esta misiva, que nace de una profunda reflexión y compromiso de los familiares de ejecutados y detenidos desaparecidos, en su digna persona, le agradecemos a la Iglesia Católica chilena por su gran labor de promoción y defensa de los derechos humanos, de la que fuimos testigos, principalmente durante los años de dictadura, y que lideró nuestro gran y querido cardenal Raúl Silva Henríquez (QEPD), quien formó el comité Pro Paz y luego la Vicaría de la Solidaridad”.

Así comienza la carta que esta tarde entregaron familiares de detenidos desaparecidos al Papa Francisco luego de la misa que ofició en Iquique.

El encargado de entregarle el documento fue Héctor Marín, cuyo hermano desapareció en septiembre de 1973, quien tras la actividad manifestó su alegría tras el saludo con el Pontífice.

En la carta, a la que tuvo acceso La Tercera, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Detenidos Desaparecidos de Iquique y Pisagua le manifiesta al líder religioso que “somos sobrevivientes del terrorismo de Estado”.

Además, indican que “la represión más cruel y dolorosa y la desaparición forzada sufrida por nuestros seres queridos, significa una tortura permanente a la que somos sometidos como familiares, que, a pesar de los años, no cesamos en la lucha permanente por encontrar sus restos”.

“Sepa usted Papa Francisco, que ni el odio ni la venganza, anida en nuestros corazones”, dicen.

Al mismo tiempo, le solicitan que en su rol de jefe de la Iglesia haga un llamado a las FFAA para que terminen con el pacto de silencio. “Queremos darle cristiana sepultura”, aseguran.

Igualmente le piden que extienda el llamado al gobierno, para que colabore, ya que según indican eso traerá paz: “el perdón y la reconciliación se construyen en base a la verdad y la justicia”.

Seguir leyendo