A los 90 años fallece el destacado dramaturgo Egon Wolff

Autor: La Tercera

El deceso fue confirmado por el ministro presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. "Un grande de nuestras tablas nos ha dejado. Todo nuestro cariño a su familia.", sostuvo el secretario de Estado en su cuenta de Twitter.

A los 90 años falleció hoy el destacado dramaturgo nacional Egon Wolff. El deceso fue confirmado por el ministro presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. “Nuevamente un gran dramaturgo y premio nacional nos deja. Muchas gracias don Egon Wolff por el inmenso aporte al teatro chileno”, sostuvo el secretario de Estado en su cuenta de Twitter, y añadió: “Autor de “Los invasores” obra cumbre del teatro nacional. Un grande de nuestras tablas nos ha dejado. Todo nuestro cariño a su familia”.

En 2013, Wolff obtuvo el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales de Chile.

El dramaturgo, de profesión ingeniero químico, es autor de cerca de una veintena de obras, entre ellas Flores de papel, Mansión de lechuzas y La balsa de la medusa. La versión original de Los invasores, en 1963, fue dirigida por Víctor Jara y con Tennyson Ferrada y Bélgica Castro en su elenco, tuvo una feroz polémica por el retrato del antagonismo de clases que presenta. En total, sus obras han sido montadas en una treintena de países.

Wolff completó la carrera de Ingeniero químico en la UC, e incluso trabajó en el estudio de algas marinas chilenas, pero a poco andar enfermó de tuberculosis y debió radicarse en Quilpué, donde conoció al actor de teatro chileno Eugenio Guzmán, quien en esos años protagonizó la obra de Arthur Miller “La muerte de un vendedor”. “Ahí me enamoré del teatro. La fui a ver diez veces, me conseguí los textos y con una falta de modestia impresionante me dije: esto lo puedo hacer yo. Ahí me embarqué en el teatro”, le confesó a Revista Réplica.

La carrera del dramaturgo tomó forma en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile, donde Wolff desarrolló un estilo muy original, con giros argumentales y donde usó una constante en varias obras: repetir la escena al inicio y final, lo que daba un sentido especial a los textos.

Perteneciente a la “Generación del 50”, junto a Fernando Cuadra y Sergio Vodanovic, entre otros, Wolff debutó con “Mansión de lechuzas” (1957) y fue muy prolífico en la primera parte de su carrera. En 1970, su obra “Flores de Papel” recibió en 1970 el Primer Premio en el concurso Casa de las Américas de La Habana, Cuba, y tuvo versiones en EEUU, Argentina, México, Inglaterra y Francia.

Otros premios obtenidos por Wolff son el Primer Premio por “Parejas de Trapo” en el Concurso Teatro experimental de la Universidad de Chile (1959). En 1960 recibió la beca Fullbright para asistir a la Universidad de Yale con un montaje en inglés de la obra “Niñamadre”.

Las obras de Wolff abordan temas sociales, de política contingente y con componentes existencialistas. Como el conflicto entre clases sociales, -el eje de su obra Los invasores-, y las fracturas familiares y generacionales y la decadencia social.

“Mi obra más conocida surge en un período condicionado por un pensamiento político y social, como se refleja en Los invasores o Flores de papel. Había agresividad en esas obras, una protesta por cómo se daban las cosas (y se siguen dando). Pero luego de la muerte de mi mujer (1995), me cambió el espíritu y me reconcilié con muchas cosas y entré en un período largo de tolerancia, que se refleja en mis últimas obras. En estos momentos estoy reconciliado totalmente con el mundo”, le contó en 2011 a La Tercera.

Sus últimas obras estrenadas son Claroscuro (1995), Tras una puerta cerrada (2000) y Encrucijada (2000), tras lo cual se recluyó para dedicarse a la pintura en su casa de Calera de Tango. Volvió al primer plano con el exitoso remontaje de Los invasores, en 2012.

#Tags


Seguir leyendo