Maduro complica a la oposición con el adelanto de los comicios regionales

VENEZUELA

La Asamblea Constituyente de Venezuela decidió adelantar, de diciembre a octubre, las elecciones en donde los candidatos competirán por 23 gobernaciones.




El calendario electoral venezolano tuvo un brusco giro el sábado. Ese día, la recién instalada Asamblea Constituyente del Presidente Nicolás Maduro decidió adelantar los comicios regionales del 10 de diciembre, a una fecha por determinar, en el mes de octubre.

La sorpresiva movida del oficialismo ha complicado aún más a una oposición que ha presentado profundas fracturas frente a estos comicios, en donde se elegirán 23 gobernaciones y que debían haberse realizado en diciembre de 2016.

Ahora, la oposición deberá inscribir y organizar la campaña de sus candidatos en un tiempo récord.

Las elecciones de gobernadores han significado un verdadero dolor de cabeza para la alianza opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Especialmente cuando las divisiones, sobre participar o no en los comicios, salieron a la luz la semana pasada entre los distintos partidos de oposición.

Mientras el líder de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, canalizó los esfuerzos por participar, otros sectores como el de Voluntad Popular (el partido de Leopoldo López) y el sector de la dirigente María Corina Machado, presentaron posiciones escépticas frente al proceso.

Finalmente y a pesar de las críticas, la oposición decidió la semana pasada pre inscribir a sus aspirantes con la misma estrategia que en 2015, cuando presentaron una coalición unitaria que los llevó a lograr la mayoría en la Asamblea Nacional por primera vez en 17 años.

Pero ahora tuvieron una limitante luego que el Consejo Nacional Electoral no les permitiera presentar candidatos unitarios en un tercio de los estados. Los partidos de la MUD decidieron entonces inscribir candidatos "comodines" para las 23 gobernaciones, como una forma de reservar los lugares. Según las reglas electorales, estos podían ser cambiados en el transcurso de la campaña y la oposición pretendía llegar a acuerdos para presentar a los candidatos con la identificación de un partido. Pero el cambio en la agenda no facilita esta tarea.

"El adelanto de las fechas complica a la oposición que va a tener menos tiempo para elegir a los candidatos unitarios. Ahora prácticamente no hay oportunidad", aseguró a La Tercera el experto electoral venezolano, Eugenio Martínez.

La oposición deberá ahora organizar una campaña en donde uno de sus mayores problemas es el fantasma de fraude electoral de la elección a los diputados de la Constituyente. Según la empresa encargada de los votos electrónicos, hubo manipulación del dato de participación, por lo que muchos han criticado a la oposición por participar en unos comicios sin garantías electorales. "La oposición iba a tener tiempo de explicar por qué se estaba participando. Esto es lo que está generando más ruido en las redes sociales y en la opinión pública. La estrategia de marketing como tal, se mantiene por siete semanas menos y para la oposición esas semanas son muy importantes", explicó Martínez.

El gobierno de Maduro, enfrascado en una profunda crisis, anunció las elecciones a mediados de abril para calmar la tensión y las protestas, que se habían desatado en todo el país.

A pesar de las divisiones, la MUD no quiso asumir el costo político de no participar en los comicios, en los que según los sondeos, obtendría hasta 18 de las 23 gobernaciones.

Comenta