Olvidando al 10

Hace 30 años los entrenadores discriminaban de manera grosera a los volantes de contención. Los “patadura” estaban para quitar y entregar. Rapidito. No vaya a ser cosa que se entusiasmen con la pelota en los pies y crean que pueden salir jugando. No fueron pocas las veces que escuché el “quite y entréguela al que tiene más cerca”. Aún quedan algunos retrógrados que mantienen la premisa.

Afortunadamente eso es parte de la historia y hoy, ese puesto, se ha transformado en un punto vital. Tanto así que se ha sacrificado a los 10 para dar paso a un protagonismo necesario de los que, se suponía, no sabían jugar. Por décadas los antiguos 6 veían cómo los creativos se llenaban de flashes y fama.

Y ayer, por ejemplo, lo mejor del partido estuvo en tres nombres propios que comparten esa zona. Lorenzo Reyes y Gonzalo Espinoza, por parte de la U, y Jaime Valdés por el lado de Colo Colo.

En un partido en el cual los arqueros fueron ingratos protagonistas, el desequilibrio en la creación de juego partió por estos jugadores. Ellos fueron quienes marcaron dónde se jugaba el partido y dónde comenzaba la recuperación del balón.

Después del gol de Felipe Mora, la U retrocedió en exceso para estar siempre de frente. Recién ahí Valdés reordenó el mediocampo para estar más cerca de sus receptores. Se cargó por el lado de Beausejour hasta que vino el empate. Y ojo, que la llegada del gol era la tercera consecutiva por la misma banda.

En la segunda etapa y con mayor intensidad por parte de la U, el partido volvió a disputarse en el mediocampo. Mucho menos armónico, pero con más dinámica. ¿Por qué? Simple. Porque Hoyos quería jugar lejos de su arco y la única forma era adelantando a la dupla Espinoza-Reyes. Se jugó por el mano a mano atrás, pero siempre poniendo el foco en la recuperación más que en la distribución.

El pase conecta y el pelotazo divide. Por este simple principio es que es más que nunca necesario que incluso los marcadores sepan jugar bien con lo pies. Lo que antes era un lujo hoy es imprescindible en la construcción de juego. Ya no se habla del 10.

Ayer fue una muestra más.

#Tags


Seguir leyendo