Orrego rechaza propuesta de Lavín para que guardias municipales usen gas pimienta

El alcalde de Las Condes asegura que el 70% de los delincuentes atrapados en delitos flagrantes es a través de los funcionarios. Mientras, el Intendente Metropolitano sostiene el rol municipal es prevenir el delito.

Lo que parecía una reunión para concretar trabajos en conjunto, terminó en un desacuerdo de ideas.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, junto al Intendente Metropolitano, Claudio Orrego, se reunieron para ver cómo se podrían integrar los sistemas de bicicletas que tienen disponible para los ciudadanos en las comunas de la región.

Tras haber llegado a la conclusión de que ambos estaban dispuestos a disponer una mesa de trabajo para evaluar sistema de integración de las bicicletas de Las Condes hacia las otras comunas, se le preguntó al alcalde sobre la medida de proponer que los guardias municipales ocuparan herramientas de defensa personal, como gas pimienta y aparatos de electroshock.

Lavín argumentó que en su comuna existen más guardias que carabineros. Además, indicó que el 70% de los delincuentes atrapados en delitos flagrantes es a través de los mismos guardias. Y ante esta situación, el edil afirmó que “nosotros sugerimos en estos momentos que la delincuencia está cada vez más sofisticada y difícil, empoderar a nuestra seguridad municipal, por lo tanto, de ahora en adelante tendrán una capacitación, cursos de defensa personal y al mismo tiempo los vamos a proveer de elementos de autodefensa”.

Ante la incertidumbre de si esto es una medida legítima, el alcalde aseguró que “todo lo vamos hacer respetando la ley y conversando con Carabineros y yo he hablado básicamente de gas pimienta”.

Por su parte, el intendente dijo que “no estamos de acuerdo en entregarles medios de fuerza a los guardias municipales, para eso la Constitución establece que los medios de fuerza lo deben tener en forma exclusiva las policías”.

Lavín argumenta que el gas pimienta lo puede comprar cualquier persona y en cualquier parte. “Entonces, ¿por qué un guardia municipal que atrapa a delincuentes todos los días va a estar indefenso y entregado a ellos?”, sostuvo el edil.

Mientras que Orrego cree que “el rol municipal es la prevención del delito y para lo otro una buena coordinación con Carabineros, que es la policía preparada profesionalmente para combatir al delincuente como corresponde”.

Sin embargo, Lavín está seguro de que su medida y confirmó que va haber un nuevo esquema de seguridad en la comuna y que va a debutar el 1 de marzo del próximo año.

Seguir leyendo