Parlamentarios exigen incluir debate constitucional en agenda

Gobierno no mencionó la reforma a la Carta Magna dentro de las prioridades legislativas de este año.




Luego del comité de ministros realizado el miércoles en La Moneda, el vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, anunció las prioridades del nuevo periodo legislativo que comienza este mes. 

El vocero puso énfasis  a materias de transparencia y probidad, especialmente en temas que involucren el mundo privado con el público. Todo esto tras la arista política del caso Penta y el caso Caval. Este último, involucra a Sebastián Dávalos -hijo de la Presidenta Bachelet- en la obtención de un millonario crédito para la compra de terrenos en Machalí.

A pesar del anuncio de gobierno por avanzar en estas materias, uno de los temas que estuvo ausente fue la reforma a la Constitución. Esta fue planteada como promesa de campaña y además se esperaba que comenzara a ser discutida durante este semestre.

El silencio en torno a los cambios de la Carta Fundamental, despertó críticas entre personeros de la Nueva Mayoría y el mundo social.

El senador  indenpendiente con cupo DC, Pedro Araya, quien forma parte de la Comisión de Constitución del Senado, mencionó que causa "mucha preocupación porque nosotros entendemos que la nueva Constitución es un compromiso de  campaña y vemos que cada vez se dilata más y más y pareciera ser que dejó de ser uno de los temas prioritarios del gobierno. Nosotros estábamos bastante esperanzados de que el año 2015 iba a ser el año de la nueva Constitución, pero pareciera ser que no va a ser así".

Desde la organización Marca Tu Voto, los cuales participaron activamente en las últimas elecciones presidenciales, expresaron su molestia por la postergación del debate. "Para nosotros es una pésima señal, porque retrasa algo que es urgente y necesario para el país, sobre todo ahora con los últimos hechos de corrupción y de tráfico de influencia, tanto con el caso Penta como con el caso Dávalos. Esto da cuenta del desgaste, la ilegitimidad de la influencia política", dijo Genaro Cuadros, coordinador nacional de la agrupación.

Respecto al tema, el diputado independiente Gabriel Boric dijo que "desconozco lo que discuten dentro del gobierno en ese tema, solamente me queda claro que le es incómodo. Una de las cosas que nosotros vamos a exigir es que uno de los compromisos durante estos cuatro año fue tener una nueva Constitución".

Tras la postergación  del debate, sectores han manejado la hipótesis de que la reforma no llegue a concretarse en este gobierno y solamente se anuncie el método con el cual se modificaría la Constitución. Esto tendría que ser puesto en marcha por la siguiente administración, instalando  nuevamente el tema como un clivaje electoral.

Frente a esta posibilidad, el diputado Leonardo Soto (PS) dijo que "eso profundizaría aún más el malestar y la desconfianza con la democracia chilena". De igual manera agregó que "este gobierno, que ha anunciado ser un gobierno transformador, que va a hacer los cambios que la gente quiere, no va a poder eludir esa realidad".

En la misma línea, Araya mostró su preocupación y anunció acciones concretas."Yo voy a pedir en la comisión de Constitución que formalmente le pidamos una reunión al gobierno y que se aclare cuál es la situación. Mientras no tengamos claridad con la nueva Constitución, lo único que se genera es incertidumbre".

La diputada Camila Vallejo (PC), quien forma parte de la bancada transversal por una Asamblea Constituyente, señaló que "efectivamente no se planteó como una prioridad, pero los hechos van a empujar  a que empecemos a hablar del cambio a la Constitución pronto. A lo mejor no se incia como prioridad este año pero sí tiene que desarrollarse porque es parte de nuestro compromiso", de igual manera agregó que "estamos en condiciones para avanzar en este debate, pero todavía falta madurar muchas cosas".

Por otro lado, el senador Guido Girardi (PPD) manifestó su apoyo a los planes del Ejecutivo. "Somos partidarios de una nueva Constitución y creemos que este gobierno debiera terminar habiendo elaborado una nueva Constitución, pero el 2015 tiene establecidas sus prioridades y son claras y las compartimos".

Comenta