Película chilena Schopsui se estrena el 11 de noviembre en el país

Autor: La Tercera

El cuarto largometraje de Edgardo Viereck transcurre al interior de un local de comida china, donde se muestran los efectos de la tolerancia frente a la discriminación.

En un local de comida china ubicado en el sector de Patronato, en Santiago, un trío de hombres celebra el primer sueldo de uno de ellos. Un incidente menor tensará la jornada, provocando una serie de hechos que mostrarán los efectos de la tolerancia frente a la discriminación. Éste es el eje central de Schopsui, cuarto largometraje del director chileno Edgardo Viereck, y cuyo estreno será el 11 de noviembre en las mejores salas del país.

La idea de hacer esta película “surge de un incidente que me toca presenciar hace años, en un local de comida china de barrio. Unos tipos se pusieron pesados porque el dueño les había dado mal el vuelto, cosa que nunca se aclaró porque además el señor era un oriental que no abría la boca, tampoco supimos si no quería o no podía hablar castellano, o simplemente era mudo. La cosa fue subiendo de tono hasta que alguien intervino y calmó los ánimos, pero era evidente que ahí había una tensión latente a punto de estallar. Yo vi una película ahí”, cuenta el realizador.

Así fue como Viereck, quien también es el guionista de la película, tomó “la situación como base y de ahí en adelante fabulé, intentando mantener el espíritu de lo que la situación real me transmitió en términos de la sensación de vivir en un país donde los extranjeros no están del todo integrados y falta mucho para que podamos ser realmente un país cosmopolita o multicultural”.

LA HISTORIA DE SCHOPSUI
Diego (Andrés Gómez) debe cumplir con una típica tradición: “pagar el piso”. Es así como invita a su jefe (Alejandro Trejo) y a uno de sus compañeros de trabajo (Edison Díaz) a un local de comida china. La jornada transcurre tranquila hasta que llega la hora de cerrar.

Mientras Yasna (Carolina Oliva), les lleva la cuenta; dos de los hombres deciden seguir comiendo y tomando impulsados por un extraño deseo de venganza contra el dueño del lugar Chang (Pablo Chuying), sólo porque éste es oriental.

Es así como la situación se empieza a poner violenta, acrecentada por el hecho de que el cocinero del recinto (Juan Pablo Miranda) es un hombre mapuche, que no se siente integrado como chileno. Los efectos de la discriminación a los que son sometidos los trabajadores del restaurante, mientras Diego intenta poner paños fríos apelando a la tolerancia y la integración, provocará un desenlace inesperado.

La película se rodó en un recinto cerrado, donde se recreó un restaurante chileno que cumple con las exigencias que el ritmo de la acción requiere; mientras que los exteriores que aparecen son del sector de Patronato.

Edgardo Viereck, el año pasado estrenó “Desde el corazón”, película que será exhibida comercialmente en Colombia. Sus trabajos anteriores son “Mi famosa desconocida” (2000) y “Gente decente” (2004).

Seguir leyendo