Prisión preventiva para sujeto acusado de abusar de sobrina de ocho años

imagen-marcelo-maldonado-7

Marcelo Moya (31) fue imputado además por producción y almacenamiento de pornografía infantil.




En prisión preventiva quedó Marcelo Moya Vidal (31), tras ser formalizado por los delitos de producción y almacenamiento de pornografía infantil, además del delito de violación que habría cometido en contra de su sobrina de ocho años.

El sujeto, estudiante de quinto año de Ingeniería Civil Industrial, fue detenido el martes por la Policía de Investigaciones (PDI), luego de que Interpol de Alemania advirtiera que desde una IP chilena se estaba descargando gran cantidad de videos de pornografía infantil desde servidores extranjeros.

Con esta información, la policía llegó hasta el lugar desde donde provenía la señal IP -la casa donde vivía Moya-, encontrando más de "44 mil imágenes fotográficas y más de 200 videos", según explicó el subcomisario Roberto Arriagada, de la Brigada del Cibercrimen. Y agregó que "dentro de estas 44 mil fotografías se encontró una carpeta con las imágenes donde él comete el acto de violación", delito que Moya habría perpetrado entre 2014 y 2015.

El fiscal subrogante de Ñuñoa, Felipe Cembrano, explicó que las pericias estarán enfocadas en determinar cómo el sujeto habría obtenido las imágenes y si hizo algo con ellas. "Evidentemente que al estar almacenadas (las imágenes), significa que de alguna parte las obtuvo y evidentemente podría haberlas distribuido, y eso será parte de la investigación que se llevará a cabo", indicó.

Añadió que por ahora no tienen conocimiento de que existan otras víctimas, pero se buscará determinar si esto es así en los 120 días de investigación que la magistrada del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, Verónica Herrera, dictaminó.

La defensa de Moya cuestionó los hechos imputados, argumentando que "hay que investigar para determinar si se da alguno de los hechos que el Ministerio Público imputa", dijo el abogado Guido Aguilar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.