Redbus y Vule asumirán zonas de cobertura de buses Gran Santiago tras quiebra

Los trabajadores del otrora operador se encuentran en paro durante esta jornada, ante la incertidumbre laboral.

Desde las 00.00 horas del este sábado y transcurridos siete meses desde que la empresa Buses Gran Santiago fuere declarada en quiebra, los concesionarios Redbus y Vule asumirán la operación de los servicios de las zonas B y H de Transantiago. Ante este hecho, los trabajadores de la zona B se encuentra en paro, denunciando incertidumbre laboral.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Transportes, Redbus operará en las comunas de Huechuraba, Quilicura, Renca, Independencia, Recoleta y Conchalí; en tanto Buses Vule lo hará en las comunas de San Joaquín, San Miguel, Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerda.

“Aunque en estos primeros días de ajuste puede haber algunos inconvenientes, los usuarios de transporte público de esas comunas verán, en las próximas semanas, un mejoramiento progresivo en la calidad del servicio que reciben. Ellos han tenido desde el comienzo de Transantiago un transporte deficiente, con empresas que tuvieron una mala administración y una pésima operación durante mucho tiempo. Con la llegada de Redbus y Buses Vule las cosas comenzarán a cambiar sustantivamente”, manifestó el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz.

En una primera etapa ambas empresas mantendrán los recorridos actuales de las zonas B y H, concentrándose durante las primeras semanas en afinar la operación de sus buses y conductores para luego comenzar una etapa de mejoramiento sostenido del servicio.

Respecto de la situación del resto de las empresas alimentadoras, cuyos contratos expiran el 22 de octubre, la Coordinación de Transantiago en conjunto con las concesionarias, acordó mantener la operación de los servicios en los actuales operadores  hasta el próximo 31 de diciembre; de acuerdo a lo estipulado en la normativa vigente.

Seguir leyendo