Roberto Merino y Guillermo Calderón reciben premios municipales de literatura

Esta mañana fueron entregados los tradicionales galardones de la Municipalidad de Santiago en el frontis del Mercado Central.

No es un libro tradicional. No es sólo escritura. Para la novela La filial, el escritor Matías Celedón confeccionó timbres con las frases de cada unas de sus 200 páginas. Más allá de su producción en la frontera con las artes visuales, es un relato fragmentado e inquietante sobre un hombre que se queda encerrado en una fábrica junto a sus compañeros de trabajo. También es uno de los libros chilenos más destacados del 2012: después de ganar el Premio de la Crítica, ayer se oficializó que Celedón ganó el Premio Municipal de Literatura.

En el frontis del Mercado Central, esta mañana fueron dados a conocer los ganadores del premio que desde hace 79 años entrega la Municipalidad de Santiago. La alcadesa Carolina Tohá encabezó una ceremonia, complementada con intervención urbana del colectivo Biblioteca Libre: instalaron una pequeña sala de lectura en la calle y regalaron libros de los autores premiados a los transeúntes.

Además de la novela de Celedón, publicada por Alquimia, fue premiado en la categoría cuento el debut de Benjamín Labatut, La Antártica empieza aquí (Alfaguara). Mientras en el género de poesía ganó Spandau (Tácitas), de Gloria Dünkler, título que también había recibido el Premio de la Crítica. En literatura infantil, el jurado destacó a El club de los juguetes perdidos (Mondadori), de Pedro Peirano, mientras que Guillermo Calderón se impuso en la dramaturgia por los dos volúmenes de su Teatro, publicados por Lom, que incluyen: Neva, Diciembre, Clase, Villa, Discurso y Beben.  

En la no ficción, Roberto Merino ganó en la categoría de crónica por Todo Santiago (Hueders), volumen que recoge 160 textos en torno a la ciudad. Por la investigación periodística que reveló el centro de tortura de Simón Bolivar 8.800, La danza de los cuervos (Ceibo), fue galardonado Javier Rebolledo,  mientras que el sociólogo Alberto Mayol ganó en la categoría de ensayo por El derrumbe del modelo (Lom). También se entregó un premio a la edición, que recayó en Amanuta, sello especializado en literatura infantil.

Cada ganador recibe un premio de $ 2 millones 500 mil y un diploma.

Seguir leyendo