Santiago busca crear proyecto cultural en nuevo Paseo Bandera

Alcalde Alessandri solicitará a Piñera que calle permanezca como peatonal para fortalecer turismo.

El destino que tendrá la calle Bandera, ubicada en el centro de Santiago, podría ser zanjado en los próximos meses. Luego de que se abriera como ruta peatonal con un extenso “mural a ras de piso”, se inició una campaña para que la vía tenga un carácter peatonal permanente, lo que está en cuestión, pues el Ministerio de Transportes determinó que debe volver a ser una vía para el transporte público en agosto de este año.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, sostuvo que se quiere mantener para la ciudadanía la obra pictórica de 3.200 metros cuadrados (ubicada entre Moneda y Compañía), una de las más famosas en la ciudad. Anunció que planteará el presidente electo, Sebastián Piñera, en los próximos días, que “la ciudad ya internalizó que hay que tener Bandera cerrada, por lo que debe continuar con esta medida. Pensamos que con la llegada de nuevas autoridades vamos a tener buena acogida”.

El objetivo del jefe comunal es contarle al mandatario sobre la apertura de esa ruta a los transeúntes y luego desarrollar un espacio público en el paso bajo nivel ubicado en la parte inferior de la Alameda.

La idea es que la calle Bandera se extienda hasta ese punto y luego se construya un recinto cultural o un centro turístico para los visitantes. Según el alcalde, esta iniciativa se podría presentar formalmente al concejo comunal en marzo.

Sobre una eventual apertura, la ministra de Transportes, Paola Tapia, dijo que la decisión (que podría ser tomada durante este gobierno) “debe favorecer no sólo al peatón, sino que también a quienes se trasladan en transporte público”. Agregó que la idea está “en evaluación”.

Tanto expertos como organizaciones ciudadanas han planteado que cerrar parte del centro a los ve- hículos es positivo para la capital. Sebastián Gray, urbanista y director del Colegio de Arquitectos, sostuvo que “el transporte público se puede adaptar a lo que suceda. No debe ser una excusa”.

Agregó que de esta manera Santiago se sumaría a la tendencia ocurrida en otros países al “recuperar los espacios públicos para las personas. Es un asunto más de voluntad política que técnica”.

Dasic Fernández, director del mural de Bandera y profesional del Estudio Victoria, afirmó que este paseo ha marcado un precedente “sobre la necesidad de que las ciudades combinen espacios públicos que vinculen arte y arquitectura”. Según las evaluaciones hechas por los diseñadores de la obra, los transeúntes valoran este tipo de proyectos, pues “influyen de manera positiva en el ánimo de las personas, aportando al sentido de pertenencia del habitante con su ciudad”.

Seguir leyendo