Scotland Yard se hace cargo de investigación por suicidio de enfermera de Kate Middleton

En tanto, esta semana se podría saber castigo para pareja de animadores australianos que le hicieron broma a la víctima antes de la tragedia.




Scotland Yard comenzó a investigar el suicidio de la enfermera anglo-india que trabajaba en el hospital de Londres donde fue internada la duquesa de Cambridge, Kate Middleton durante su embarazo. Los agentes de la Policía Metropolitana se comunicaron con las autoridades australianas para informarse sobre más detalles del caso.

Jacintha Saldanha, de 46 años, fue hallada muerta el viernes en las cercanías del Hospital King Edward VII, días después de haber atendido una llamada en broma de dos presentadores de una radio australiana que se hicieron pasar por la reina Isabel II de Inglaterra y por su hijo el príncipe Carlos.

Los presentadores se hicieron pasar por miembros de la Familia Real británica para obtener información confidencial sobre los informes médicos de Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo. Esta semana un juzgado de instrucción londinense abrirá una pesquisa por el suicidio de la mujer.

Por su parte, la compañía propietaria de la radio desde donde se hizo la llamada, 2DayFM, mantuvo una reunión de emergencia para decidir qué medidas tomar.

La pareja se encuentra muy afectada y está recibiendo asistencia psicológica intensa tras lo ocurrido, principalmente debido a la reacción hostil de miles de oyentes de la radio enfurecidos por la broma que terminó en tragedia.

Con respecto a la investigación policial, un portavoz de Scotland Yard confirmó que los agentes se pusieron en contacto con las autoridades australianas para evaluar qué medidas tomar.

Según expertos legales, es muy improbable que Greig y Christian sean acusados por la muerte de Saldanha, tanto en Australia como en Gran Bretaña, debido a que no mostraron "intención de matar" a nadie.

Sin embargo, los presentadores habrían violado la Ley de Dispositivos de Seguridad en el estado de Nueva Gales del Sur, que prohíbe la emisión de conversaciones privadas obtenidas a partir del uso de "dispositivos de escucha".

Esta semana se expedirá la Autoridad Australiana de Comunicación y Medios, que podría sancionar a la pareja de la radio.

"Llamada asquerosa"

El sábado, el presidente del Hospital King Edward VII donde Kate fue tratada por varios días por una condición de náuseas y vómitos severos, le escribió una carta al presidente de Southern Cross Austereo, Max Moore-Wilton, expresando su descontento.

En la misiva, el lord Simon Glenarthur afirmó que es "verdaderamente asqueroso" que la llamada, que Saldanha transfirió a la enfermera privada de Kate creyendo que se trataba de Isabel II, fue aprobada por las autoridades de la emisora.

"La consecuencia inmediata de estas acciones mal pensadas y premeditadas fue la humillación de dos enfermeras dedicadas y atentas que simplemente estaban haciendo su trabajo de cuidar a sus pacientes", indicó el lord Glenarthur.

"La consecuencia a largo plazo ha sido reportada en todo el mundo y, francamente, es trágica más allá de toda palabra", agregó.

El lord británico instó a Moore-Wilton a asegurarse que semejantes incidentes nunca más vuelvan a repetirse.

De acuerdo al periódico Sydney Morning Herald on Sunday, Moore-Wilton admitió que están considerando responder la carta.

Este fin de semana fueron dejados varios ramos florales fuera de las instalaciones del hospital donde el viernes Saldanha fue hallada sin ida. Una tarjeta leía: "Bendecimos tu alma".

La familia de Saldanha en Bristol, en el sudoeste de Inglaterra, dijo estar devastada por la muerte de la enfermera, en tanto que sus parientes en India hablaron con la prensa sobre la pérdida.

Una cuñada de Saldanha contó desde su vivienda en el sudoeste de India, que toda la familia "está en shock" tras conocer del suicidio de la mujer.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.