Qué se juegan mañana los partidos políticos

Aunque para todas las colectividades es relevante el número de alcaldes y concejales que consigan, así como qué comunas ganen o pierdan, el resultado detonará diferentes consecuencias políticas en cada agrupación, según las distintas realidades internas.

La de mañana será la segunda elección municipal con inscripción automática y voto voluntario, y se producirá en medio de una prolongada crisis de confianza en la política y las instituciones, tras el estallido de los casos Caval, Penta y SQM. Por esto, en el sistema político están conscientes de que la cifra de abstención -que ya ha marcado los últimos procesos- podría intensificarse en esta oportunidad.

Empeora el cuadro el error en el padrón electoral detectado en las últimas semanas, que provocó que casi medio millón de chilenos fuera cambiado de domicilio electoral arbitrariamente. Aunque aún no hay claridad de las repercusiones prácticas que tendrá esta situación, varios partidos ya evalúan impugnar la elección en comunas en las que esto haya ocurrido y que sus candidatos hayan perdido por un margen estrecho de sufragios.

La elección de mañana será, además, una primera medición de fuerzas de cara a los comicios parlamentarios y presidenciales del próximo año, que ya cuenta con varios precandidatos en carrera. Ninguno de ellos, sin embargo, está con una posición sólida en las encuestas, en las que el porcentaje de indecisos ha sido el principal factor. En todo caso, una primera aproximación será cuánto rédito obtengan los candidatos que contaron con el respaldo de figuras presidenciables del oficialismo y de la oposición.

Pero más allá del cuadro general, los resultados de mañana tendrán, internamente, un impacto y consecuencias distintas según la realidad y las expectativas de cada partido político. Así, mientras en algunas colectividades se juegan factores como la presidencia de la directiva -como es el caso de la DC-, en otras, como el PRO, apuestan a mantener su porcentaje de votos pese a la delicada situación judicial de su principal figura: Marco Enríquez-Ominami.

Partido Cominista: compartir costos con La Moneda

La apuesta del PC para mañana va en línea con lo alcanzado en 2012: mantener las comunas en las que sus alcaldes postulan a la reelección: Canela, Los Vilos, La Ligua, Pedro Aguirre Cerda y Recoleta. Además, apuestan sus fichas a sumar dos nuevas comunas, Rancagua y La Florida, junto con subir en dos puntos porcentuales la votación de concejales (en 2012 lograron un 5,5%).
De las fichas comunistas, el PC ha puesto sus energías en reelegir al edil de Recoleta, Daniel Jadue, quien logró popularidad al inventar el sistema de farmacias populares que, con matices, se extendió a otras comunas, tanto de oficialismo como de oposición.
Junto con ello, para el cierre de campaña de la colectividad, realizado el jueves en la sede del PC, el presidente del partido, Guillermo Teillier, adelantó un debate que será ineludible en la Nueva Mayoría. “El comité político tiene que responder (…). El resultado de la municipal puede provocar cambios ministeriales”, dijo.

Las apuestas clave del PPD

La gran apuesta del PPD es quedarse con cuatro grandes comunas: Valparaíso, Ñuñoa, Talcahuano y Santiago, donde repostula una de sus principales figuras: la actual alcaldesa, Carolina Tohá. El partido eligió 37 alcaldes en 2012, y en esta oportunidad, aunque proyectan perder algunas alcaldías, esperan conseguir al menos 33.
Elegir menos de 30 ediles, admiten, sería una dura derrota, aunque creen que mantener Santiago o quitarle Valparaíso a la derecha compensaría un fracaso de ese estilo. En concejales, en tanto, aspiran a mantenerse en un 8,5%, que fue lo que obtuvieron en 2012.
Un buen desempeño en la elección de mañana -dicen- ayudaría a fortalecer la posición de la mesa que lidera Gonzalo Navarrete, que fue blanco de críticas en su período de instalación. Además, será un test para conocer el efecto de la irrupción del ex Presidente Ricardo Lagos en la campaña.

PS: Allende en el centro de la municipal

El Partido Socialista tiene hoy 36 alcaldes, que fueron electos en 2012. Y para los comicios de mañana repostularán 24, a los que se suman 62 nuevas cartas para competir por sillones edilicios.
La apuesta de la mesa que lidera Isabel Allende, sin embargo, apunta específicamente a sumar a su elenco cuatro comunas que, según los cálculos internos, podrían adjudicarse. Estas serían: Punta Arenas (Ramón Lobos), Valdivia (Marcos Ilabaca), Conchalí (Marcela Rosales) y Estación Central (Angélica Cid). Además, esperan subir de 230 concejales a 280.
Pero independiente de los cálculos, en la dirigencia del PS subrayan que el escenario que se abre mañana es otro: condicionar el contexto presidencial. Esto, pues a Allende se le sindicará como la responsable principal de un éxito o fracaso, lo que fortalecerá o debilitará su liderazgo presidencial.

El timón DC y la opción presidencial

Dicen estar confiados en que, sea cual sea el resultado, la DC se mantendrá como la principal fuerza política de la Nueva Mayoría. Dicen también que si sufren una baja en la votación de alcaldes o concejales que obtuvieron en 2012 (15,07% y 16,51%, respectivamente) será similar a la que puedan sufrir otros partidos. En la DC, sin embargo, agregan que hay un escenario que sería complejo: disminuir un punto porcentual o más en la votación de concejales. Aunque los más optimistas descartan que esto pueda pasar, existen mediciones que arrojan una posible baja de hasta un 13% para la DC, lo que supera ampliamente su inquietud. También les preocupa perder comunas importantes como Maipú.
De obtener un mal resultado, dos escenarios se abrirán en la colectividad. El primero es que aumentarán las posibilidades de que la actual timonel, Carolina Goic, no siga “corriendo sola” en la elección interna, pues podría presentársele un oponente, como Mariana Aylwin. El segundo, que disminuya la ya alicaída moral de los militantes y que en enero opten por no levantar una candidatura presidencial.

UDI: La prueba de fuego del más votado

“Nuestro objetivo principal es seguir siendo el partido más grande de Chile”. Esa es la meta que se autoimpuso la directiva UDI. Para las municipales de 2012, la colectividad logró un 17,9% de los votos en la elección de alcaldes, y un 17,1% en la de concejales. Estos resultados le permitieron consagrarse como el partido más votado del país, pese a perder comunas emblemáticas. Mañana el gremialismo espera recuperar Providencia y Recoleta, mantener todas sus capitales regionales y sumar otras, como Arica, Antofagasta y Concepción. Actualmente, el partido tiene 63 alcaldes, y sus cálculos apuntan a aumentar esa cifra. Esta elección será, además, la primera gran prueba de fuego de la UDI para poder saber -con resultados medibles- cuánto afectó realmente a la colectividad los casos de presunto financiamiento irregular de la política en los que se vieron involucrados algunos dirigentes emblemáticos del gremialismo. Si la UDI logra una gran votación, podría tomar más fuerza la idea de llevar un candidato presidencial propio a primarias.

RN: Aumentar alcaldes y concejales

Son 51 alcaldes en ejercicio los que actualmente tiene RN y que esperan mantener en estos comicios. En el partido dicen que si logran 52 ediles, ya se puede considerar un triunfo, aunque la proyección es lograr un número mayor. En 2012 la colectividad obtuvo un 11,8% en la elección de alcaldes, y un 15,7% en la de concejales, pero esperan elevar ambas cifras, considerando que el partido fue el impulsor de la tesis en Chile Vamos de competir en listas separadas de concejales, lo que esperan contribuya a lograr una mayor votación. Hoy tienen dos capitales regionales: Talca y Temuco. Esperan mantener ambas y sumar algunas, como Santiago, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas.
El resultado de esta elección podría ser determinante para el futuro de la colectividad. De obtener buenas cifras, la mesa liderada por Cristián Monckeberg quedará fortalecida para ir a la reelección en los comicios internos de diciembre. De lograr un resultado negativo, en cambio, podría surgir una carta alternativa del sector liderado por el senador Andrés Allamand.

Partido Radical: el nuevo pacto de los radicales

Durante la última elección municipal de 2012, el Partido Radical logró 126 concejales electos, con una votación a nivel nacional de 5,7% en concejales. La apuesta de este año es crecer casi dos puntos porcentuales, al aspirando a lograr un 7,5% en concejales, además de 23 alcaldes. Las grandes aspiraciones de los radicales responden al cambio de pacto electoral que realizó la colectividad. Mientras que en 2012 compartieron lista con el PPD y PC -partidos con mayor representación-, este año el PR pactó con el MAS y la Izquierda Ciudadana, lo que los deja como el partido más grande de esa lista y, por lo tanto, con mayor cantidad de candidatos. En el PR reconocen que los resultados de estas elecciones serán cruciales para definir el futuro de los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría. En el caso de Alejandro Guillier, la colectividad espera que los candidatos de su circunscripción (Antofagasta) logren triunfar. Así, en el radicalismo ven con especial atención el resultado de Calama, donde la candidata Angelique Araya (PR) busca quedarse con la alcaldía que hoy lidera Esteban Velásquez (Ind.-PRO).

PRO, RD, IA y MA: Distintas expectativas en los “outsider” de izquierda

En el PRO de Marco Enríquez-Ominami afirman que su expectativa es, principalmente, mantener los resultados que obtuvieron en la elección de 2012 (4,5% en concejales y 1,35% en alcaldes), pese a los complejos meses que ha enfrentado ME-O a raíz del caso SQM. Dicen que, de la misma forma, les interesa consolidarse como la principal fuerza política fuera de las dos grandes coaliciones.
El escenario para los otros movimientos de la izquierda extraoficialista tiene la apuesta del todo o nada, ya que por primera vez se miden en una contienda electoral. Es el caso de Revolución Democrática (RD) y el autonomismo. RD postula a cinco alcaldías: Antofagasta, Tal Tal, La Serena, La Granja y San Miguel. En esta última, la agrupación de Giorgio Jackson aspira a capitalizar, con su candidato Andrés Dibán, el desgaste de 12 años de gobierno local del alcalde PS Julio Palestro. En tanto, el Movimiento Autonomista (MA) que lidera Gabriel Boric lleva candidatos a alcalde en Punta Arenas, Temuco y Valparaíso. Y es en el puerto de la V Región donde, según admiten en la derecha, podría dar una sorpresa con su candidato Jorge Sharp.

La primera medición de Evópoli y Amplitud

A sólo meses de haberse constituido legalmente como partidos políticos, Evópoli -colectividad ligada a Chile Vamos- y Amplitud apuestan por lograr sus primeras autoridades municipales en los comicios de mañana, que serán su primera medición en las urnas.
Amplitud, que comparte coalición con Red Liberal y el movimiento de Andrés Velasco, Ciudadanos, busca conseguir entre 15 y 20 concejales, y al menos un alcalde. Entre las comunas en las que creen tener mejores opciones están Salamanca y Nogales, donde competirán Alejandro Peyo y Margarita Osorio, respectivamente.
Evópoli, en tanto, inscribió cerca de 500 postulantes a concejales y tres candidaturas de alcalde: en Copiapó, Curicó y Teodoro Schmidt. Según dicen en el partido, esta primera medición servirá como insumo para determinar las zonas en las que Evópoli ha alcanzado un mayor número de adherentes. Esto con miras a la negociación parlamentaria y presidencial, en la que espera competir el diputado y presidente del partido, Felipe Kast.

El debut del PRI junto a la centroderecha

Cerca de 500 candidatos a concejal y 12 postulantes a alcalde inscribió el PRI para las elecciones municipales del domingo. El partido, que ha estado históricamente ligado a la DC, se medirá por primera vez en sociedad con la centroderecha bajo el conglomerado Chile Vamos.
Las apuestas para estos comicios, dicen en el PRI, son mantener los cargos actuales (no tienen ningún alcalde, pero en 2012 eligieron alrededor de 100 concejales). Eso sí, asumen que dado el aumento del número de listas que competirán en estas elecciones, en comparación con la anterior, podría dispersarse la votación e influir negativamente en sus resultados, perdiendo algunos de los cupos actuales.
En el caso de los alcaldes, las comunas donde el PRI espera tener mejores resultados son La Unión, Mariquina, Combarbalá, Punitaqui, Maule y Los Lagos.
Una de las apuestas clave es la candidatura de Yuri Olivares, quien competirá por La Serena como candidato único de la coalición. Junto con conquistar esta comuna, esperan lograr cerca de cinco alcaldes más.

Seguir leyendo