Se quiebra la relación entre Santos y Maduro por la Asamblea Constituyente

colombian-president-juan-manuel-santos-l-38427425

El Presidente colombiano realizó un llamado para a detener el proceso que busca para reescribir la Constitución venezolana. En respuesta, el gobernante venezolano tildó a Santos de "traidor" y lo acusó de haber "destrozado la vida" en Colombia.


"Santos está haciendo un papel realmente terrible en la historia y quedará marcado, y se secará por los siglos de los siglos por traidor", dijo el martes el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre su par colombiano Juan Manuel Santos, durante una alocución televisada que fue transmitida en cadena obligatoria en la radio y televisión local. "Manos fuera de Venezuela, go home (vete a casa) Juan Manuel Santos", le espetó en lo que fue considerada como la más reciente demostración de quiebre en la relación entre ambos mandatarios.

Las palabras del líder venezolano llegaron luego que Santos se uniera el lunes a la ola de críticas que ha recibido Maduro tras convocar, a principios de mayo, una Asamblea Nacional Constituyente para reformar la Carta Magna. "Reiteramos: hay que desmontar la Constituyente para lograr solución negociada, rápida y pacífica en Venezuela", aseguró Santos en Twitter.

A medida que se acercan los días para elegir a los diputados que se encargaran de reformular la Constitución (los comicios se llevarán a cabo el domingo 30 de julio) algunos gobiernos han solicitado a Maduro frenar el proceso. Las palabras de Santos son parte de un segundo llamado a detener lo que ha sido calificado por la oposición como un "proceso fraudulento".

El mandatario colombiano había evitado criticar directamente el liderazgo de Maduro. Ambos fueron aliados en los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc. Maduro incluso participó de ambas firmas, al ser Venezuela, uno de los países garantes. El otro era Chile.

Según el diario El Tiempo, el gobierno venezolano fue clave durante los acercamientos entre la guerrilla y el Ejecutivo, especialmente porque el principal escenario de las negociaciones, fue la capital cubana, cuyo gobierno es uno de los principales aliados de Venezuela.

El último round entre ambos mandatarios termina por tensionar una relación que ya había tenido algunos roces durante los últimos meses.

Los nexos comenzaron a friccionarse en abril, cuando Colombia votó a favor de una resolución conjunta entre varios países de la OEA donde se afirmaba que en Venezuela hay una "grave alteración inconstitucional del orden democrático". Ese mismo mes, Santos se pronunció fuertemente contra el proyecto político liderado por Maduro. "La revolución bolivariana fracasó", aseguró.

A comienzos de julio, Maduro causó indignación al reclamar la supremacía de su país por sobre Colombia, por la tesis histórica de que ese territorio comenzó inicialmente a formarse en tierras venezolanas. "El Presidente Santos me tiene que pedir la bendición, compadre, porque somos sus padres. Santos, pide la bendición, compadre. Inclínate, híncate ante tu padre. Soy tu padre, Santos", dijo Maduro.

El Presidente colombiano podría estar posicionándose como un actor clave para encontrar una salida de Maduro del poder. Según el diario Financial Times, el objetivo principal de la visita que realizó Santos a La Habana esta semana, sería pedirle ayuda al Presidente Raúl Castro, para encontrar una salida a la crisis, que podría incluir el exilio de Maduro en la isla. Según el periódico, Santos es la única persona que tiene "las tres llaves" ya que conoce a los tres líderes que podrían encontrar una salida: Nicolás Maduro, Raúl Castro y el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En tanto, la coalición opositora de la Mesa de la Unidad Democrática, presentó hoy el acuerdo de gobernabilidad con el que regirá el "gobierno de unión nacional", ante la eventual salida de Maduro. El dirigente Henry Ramos Allup, detalló que el próximo presidente electo encabezará ese gobierno y que el candidato a la presidencia por la alianza opositora será escogido a través de elecciones primarias.

Comenta