Seremi de Salud fiscaliza gimnasios en Santiago

Seremi de Salud

Seremi de Salud realizó una fiscalización a los gimnasios de la región.

Se recomienda revisar las instalaciones e infraestructura del recinto antes de inscribirse en uno.




A meses que llegue el verano, la Seremi de Salud de la Región Metropolitana realizó una fiscalización en gimnasios de la capital, considerando el aumento de usuarios en esta época del año.

El incremento en la preocupación por la condición física ha ocasionado que en este periodo, la demanda de estos recintos aumente en un 50%.

Actualmente, en la RM, un 35 % de la población realiza actividad física y/o deporte. En cuanto al uso de gimnasio, el 56% de las mujeres realiza su actividad física al interior de estos recintos a diferencia de los hombres que sólo un 15 % de ellos los utiliza.

Debido a esta situación, durante esta jornada el seremi Carlos Aranda realizó una inspección a dos gimnasios de la comuna de Santiago para verificar si las instalaciones y el cumplimiento de las normas sanitarias estén en óptimas condiciones, los cuales ambos presentaron deficiencias menores que pueden ser subsanadas en corto tiempo.

"Antes de inscribirse en un gimnasio, revise las instalaciones e infraestructura del lugar. Fíjese en la cantidad y calidad de máquinas e implementos deportivos disponibles, que estén en buen estado. Es importante poner atención al tipo de piso y muros, el estado de los camarines y servicios higiénicos, número de duchas por persona; sistema de ventilación y calefacción", aseguró el seremi.

En el caso que el recinto no cumpla con las condiciones generales de seguridad e higiene, se puede hacer una denuncia a través del teléfono Salud Responde,  en la página web de la Seremi o dirigirse presencialmente a los módulos de atención de la Secretaría Regional Ministerial de Salud.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.