Sindicato de Escondida acusa a minera de intransigente y de dilatar la huelga

Autor: La Tercera

"Habría que preguntarle cual es el interés de fondo de Minera Escondida porque pareciera ser que a ellos les interesaría más estar en huelga que estar produciendo", dijo el vocero del sindicato, Carlos Allendes.

El vocero del sindicato de Minera Escondida, Carlos Allendes, acusó a la compañía controlada por BHP Billiton de tener una postura intransigente y de estar dilatando un posible inicio de conversaciones para poder alcanzar un acuerdo que permita dar dar fin a la huelga que ya cumple ocho días.

“La intransigencia pareciera venir de parte de ella (la empresa) nosotros siempre hemos estado con disposición a conversar y lo dejamos establecido así en las actas de los buenos oficios, cuando terminó la primera etapa de la negociación”, dijo Allendes tras reunirse con otros dirigentes del sindicato con la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, y el subsecretario de la cartera Francisco Javier Díaz,  con el objeto de exponerles su postura.

“Habría que preguntarle cual es el la posición real o cual es el interés de fondo de Minera Escondida porque pareciera ser que a ellos les interesaría más estar en huelga que estar produciendo y eso es delicado”, enfatizó.

En este sentido aseveró con con el aumento el precio del cobre, que ha generado la menor producción, BHP Billiton ha tenido una ganancia en sus acciones de US$6 mil millones.

Allendes aseveró que el sindicato ha estado cumpliendo con los 80 trabajadores que se establecieron para cubrir los servicios mínimos y negó que los empleados paralizados realizaran actos de violencia.

En cuanto al bono de término de conflicto de $25 millones solicitado por los trabajadores dijo que están dispuestos a conversarlo, ya que sólo es parte del piso de la negociación.

En tanto la ministra Krauss señaló que “fue una reunión esencialmente informativa. Ratificando la disposición al diálogo. La invitación es que tanto la empresa como la organización sindical concurran a la Dirección del Trabajo de Antofagasta, a fin de proseguir en los procesos establecidos por la Ley”.

En ese sentido, señaló que “lo más importante para todos, particularmente para el país, que esto es parte de un proceso que establece la Ley, en el marco de una negociación colectiva y que, por lo mismo, los trabajadores y empresa deben buscar los mecanismos de solución”.

Asimismo aclaró que la audiencia se realizó debido a una solicitud de los trabajadores mediante la Ley del Lobby y que desde la empresa no han solicitado una reunión.

Krauss dijo que “creo que cualquier autoridad, cualquier ciudadano, cualquier chileno entiende que siempre los procesos al interior de una empresa deben solucionarse a través de un dialogo fructífero entre empleador y trabajadores”.

Consultada sobre la posibilidad que la situación en Minera Escondida pueda hacerse extensiva al resto del sector, la secretaria de Estado dijo que “cada negociación es absolutamente única, son situaciones particulares, las que por lo mismo no pueden necesariamente servir de base para el análisis de otros procesos”.

PROCESO ANTE LA DT

El lunes la Dirección del Trabajo (DT) convocó al sindicato y a la empresa, controlada por BHP Billiton a retomar conversaciones, a través del mecanismo de “mediación oficiosa” que busca reunir a los actores cuando en un conflicto se ha roto el diálogo por varios días, propuesta que fue aceptada por ambas partes el martes.

En una primera instancia, los involucrados se iban a juntar el miércoles, alrededor de las 9 de la mañana en la sede de la DT de Antofagasta. Sin embargo, y a pesar de la respuesta positiva de las partes a la invitación, la cita fue suspendida por problemas de agenda.

En la mesa que establecerían las partes ante la DT, se espera que tanto los trabajadores como la empresa pongan las condiciones que consideren necesarias para establecer una negociación. Fuentes cercanas al proceso dijeron que lo que se busca con esta invitación es que posteriormente se establezca un cronograma de reuniones entre las partes, para permitir una negociación fluida.

El sindicato, que agrupa a poco más de 2.500 trabajadores, optó la semana pasada por abandonar el proceso de mediación ante la Dirección del Trabajo, conocido como buenos oficios, y que se realiza previo a la huelga, luego que la empresa se negara a aceptar la solicitud de entregar los mismos beneficios a los empleados actuales y futuros, ya que a juicio del sindicato esto crearía empleados de primera y segunda categoría dentro de la misma firma.

Además los trabajadores solicitan un reajuste salarial de 7%, a lo que sumaron un bono de término de conflicto de $25 millones y la mantención de todos los demás beneficios, en un contrato con una duración máxima de 36 meses. La empresa, a su vez, ofreció un bono de $8 millones, reajuste cero y la revisión de parte importante del contrato vigente, con una duración de 48 meses (el máximo permitido).

Seguir leyendo