Transantiago mejora en regularidad y eje Alameda concentra mayores retrasos

Según el último ranking de empresas, Metbus (encargada de los recorridos 500) presenta los mejores resultados del sistema. En tanto, sectores como el eje Alameda-Providencia y Quilicura afectan la operación de las empresas, debido a la congestión.




En Maipú comienza el recorrido 401 de la empresa Express, cuyo destino es el Hospital Dipreca. De acuerdo con su plan de operaciones actual, este servicio del Transantiago tiene asignado sacar entre ocho y nueve buses promedio por hora, durante la punta mañana, es decir, entre 6.30 y 8.30. De cumplir, marca buenos resultados en el índice de frecuencia que mide el Ranking de Calidad de Servicio de Empresas Concesionarias.

Si, además, los intervalos de tiempo entre los buses son similares, obtiene buenos resultados en su índice de regularidad. Son justamente estos dos factores los que midió el ranking elaborado por el Directorio de Transporte Público Metropolitano, que entregó los resultados del período julio-septiembre.

Se trata de una medición trimestral, que en su quinta edición, por primera vez, permite comparar con el mismo período del año anterior. "Esta nueva medición nos muestra una importante mejora en el rendimiento de la mayoría de los operadores, en comparación con las mediciones anteriores, en materias tan relevantes para los usuarios como frecuencia y regularidad. Estamos cumpliendo así con el objetivo de esta herramienta, que es exigir a las empresas cada día una mejor gestión de los servicios que entregan a las personas", explicó el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz.

De acuerdo con los resultados, y al igual que el trimestre pasado, Metbus (a cargo de los recorridos 500 y J) y STP Santiago (zona F) siguen liderando ambos indicadores (ver infografía). En este trimestre se observa que, respecto del indicador de frecuencia para el día completo, todas las empresas obtienen desempeños por sobre el cumplimiento base (fijado en 90%), con rangos que se mueven entre el 99,3% de Metbus y 93,2% de Inversiones Alsacia.

En cuanto a la regularidad, cuyo cumplimiento base es 80%, los resultados arrojan que seis concesionarias superan este nivel, lideradas por STP Santiago, con un 92,1%. En el otro extremo, Inversiones Alsacia, pese a su mejora, se posiciona bajo el estándar exigido, obteniendo un 77,8%.

EJE ALAMEDA-PROVIDENCIA 

Pero, ¿por qué hay empresas que obtienen tan buenos resultados y otras están por debajo del cumplimiento base? Según explicó Patricio Pérez, director de Transporte Público Metropolitano, hay una serie de condiciones distintas en cada concesión. 

Al ser consultado sobre las zonas más complicadas, señaló que "el eje Alameda-Providencia es clave dentro de la operación", aunque recalca que es importante que las empresas enfrenten sus propios desafíos.

Respecto de esta arteria, "el área de Providencia está expuesta a mucha congestión, más allá de que haya pistas de Sólo Bus. Por lo mismo, ahora viene toda la discusión del plan de infraestructura y el corredor Alameda-Providencia es clave", detalló.

Al respecto, Patricio Pinto, gerente de Asuntos Corporativos en Alsacia y Express, confirma la importancia que tendrá este corredor, ya que "la implementación de mejor infraestructura impacta positivamente".

Además, explica que los resultados de ambas empresas son afectados por muchas situaciones exógenas, ya que parte importante de su operación pasa por la Alameda. Por ejemplo, dice que se ven afectados por cada marcha o evento en la Alameda. Asimismo, pierden cerca de 100 buses después de cada partido de fútbol de alta convocatoria, por desmanes de barristas.

Por lo mismo, señala que para aumentar sus índices han mejorado todos sus procesos, entre ellos, el mantenimiento de los buses, la coordinación con autoridades durante los partidos, y están aumentando su flota sumando más de 70 buses, que comenzarán a llegar a fin de año. "Queremos ir mejorando permanentemente", señala Pinto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.