Trump hace gala de su poder y fuerza al Congreso a revertir polémica decisión

La noche del lunes un grupo de congresistas republicanos votó a favor de limitar los poderes de la Oficina de Etica del Capitolio. La medida fue suspendida hoy luego de los tuits del Presidente electo, Donald Trump, que criticó duramente la iniciativa.

Se trataba de la primera prueba de la influencia política del Presidente electo, Donald Trump, y aparentemente la superó con éxito. Porque los republicanos de la Cámara de Representantes se retractaron hoy de su decisión de dejar sin funciones a una comisión que vigilaba la conducta ética de los legisladores.

La decisión fue tomada luego de las presiones del mismo Trump, que horas antes había cuestionado la iniciativa de algunos de los republicanos de la Cámara de Representantes de colocar a la Oficina de Etica del Congreso (OCE), ahora independiente, bajo la jurisdicción del Comité de Etica de la cámara baja. Trump afirmo que las reformas al sistema de impuestos y al sistema de salud deben ser la prioridad. “Con todo el trabajo que el Congreso tiene por hacer, ¿realmente tienen que debilitar a la agencia investigadora, por injusta que sea?”, dijo un tuit. “¡Tantas otras cosas que son mucho más importantes! Hay que drenar el pantano”, añadió.

Para el diario The New York Times, la acción de los republicanos fue una vergonzosa marcha atrás en el primer día de funciones del nuevo Congreso y ocurrió justo en una jornada que los líderes del partido esperaban mostrar fuerza para revertir las políticas de la administración Obama, que abandona la Casa Blanca el 20 de enero. “Llegó en la víspera de un cambio de poder histórico en Washington, donde los republicanos controlarán ambas cámaras en el Congreso (después de nueve años) y donde un adinerado empresario con innumerables potenciales conflictos de interés está preparando para cambiarse a la Casa Blanca”, señaló.

La decisión de limitar el poder de la la Oficina de Etica del Congreso ocurrió la noche del lunes, cuando un grupo de republicanos -liderados por el representante de de Virginia, Bob Goodlatte, que presentó la iniciativa- votaron en privado, sin consultarle a los líderes del partido, suprimir la autonomía de esa oficina.

Según The Wall Street Journal, los demócratas crearon el organismo en marzo de 2008, luego que tomaran el control del Congreso en 2007, argumentando que querían limpiarlo y realizar procesos éticos más transparentes. La iniciativa nació producto de escándalos de corrupción, como el del lobbista Jack Abramoff, que dejaron a tres congresistas en la cárcel. La Oficina puede llevar a cabo investigaciones de los miembros de la Cámara y de los empleados que han sido acusado de violar las leyes, reglas y normas del Congreso.

La Oficina había sido criticada por muchos congresistas de los dos partidos y los republicanos siempre se habían opuesto a su existencia. Goodlatte defendió la iniciativa de reducir el poder de la OCE aduciendo que fortalecería la supervisión de la ética en la Cámara, al mismo tiempo que le iba a dar a los legisladores mejor protección contra lo que algunos de ellos habían llamado como entusiastas esfuerzos de la OCE.

El líder republicano de la Cámara de Representante, Paul Ryan -que hoy fue reelecto en el cargo-, se opuso a la votación realizada por sus correligionarios. “La gente no quería esta historia el día de la inauguración” del nuevo de periodo de sesiones del Congreso, dijo antes de que se revirtiera la medida.

La líder de la minoría demócrata en el Cámara, Nancy Pelosi, también manifestó su desacuerdo con limitar los poderes de la OCE.

#Tags


Seguir leyendo