Unicef: Combates en Ucrania dejan miles de niños sin agua ni calefacción

Autor: La Tercera

Los combates se han intensificado entre el ejército ucraniano y las milicias prorrusas en la ciudad de Avdiivka, por lo que ha dejado a más de 17.000 personas sin acceso a estos suministros.

El recrudecimiento de los combates entre el Ejército ucraniano y las milicias prorrusas en el este del país, han dejado más de 17.000 personas, de las que 2.500 son niños, sin agua, calefacción o electricidad en la localidad de Avdiivka, denunció este miércoles el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Los enfrentamientos del 29 y el 30 de enero dañaron las redes de suministro eléctrico y de abastecimiento de agua de la ciudad de la región de Donestk, y provocaron interrupciones en el servicio energético. Como consecuencia, se desactivó la instalación en la que se basa el sistema de calefacción de Avdiivka.

Unicef advirtió en un comunicado de que “la situación podría tener consecuencias catastróficas para los residentes” de la localidad, donde se han registrado temperaturas de hasta 17 grados bajo cero.

Asimismo, Unicef también denunció que el abastecimiento de agua a otras ciudades y aldeas de la región se ha detenido después de que se cortara el suministro de energía una planta de filtración que proporciona agua a aproximadamente 400.000 personas en Donestk.

Por ello, este bien de primera necesidad está ahora “racionado” y que existe la posibilidad de que el suministro de agua se detenga por completo, remarcó Unicef.

Ante la falta de agua y electricidad, el frío entrará en los hogares en los que “las condiciones de salud se deterioran cada vez más”, dijo la representante de la organización en Ucrania, Giovanna Barberis.

Además, Unicef denunció que seis escuelas y cuatro guarderías han cerrado en la zona como consecuencia de los combates.

Ante la gravedad de la situación en el este de Ucrania, el Consejo de Seguridad de la ONU hizo anoche un llamado al restablecimiento inmediato del alto el fuego.

Según datos de la ONU, en los casi tres años de conflicto entre militares ucranianos y milicias separatistas prorrusas, en las regiones orientales ucranianas han muerto en torno a 10.000 personas, entre combatientes y civiles.

Seguir leyendo