Valdés califica de “imprudente” a ministra Krauss por destino del 5%

Ello, luego que titular de Trabajo afirmara que de cotización extra “ni un peso irá a las AFP”. Con todo, ministro de Hacienda admitió que su par “comunicó la visión que tenemos” sobre el tema.

Con severas palabras reaccionó ayer por la noche el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, a las declaraciones de su par de Trabajo, Alejandra Krauss, quien durante la mañana, en un seminario sobre pensiones realizado en el ex Congreso, aseguró que el 5% extra de cotización en el que trabaja el gobierno, “será en cuentas personales administradas por un ente público porque estamos claros, ni un peso más a las AFP (…) quiero ser categórica, ni un peso más a las AFP”, afirmó la secretaria de Estado.

Ello luego que se conociera la intención del Gobierno de excluir de la gestión de dichos fondos a la industria de AFP y estudiar en cambio otras alternativas para su administración.

Dura respuesta

A través de una declaración enviada por escrito, el jefe de las finanzas públicas calificó de “imprudentes” las palabras de su compañera de gabinete, señalando que sus comentarios afectan el trabajo que desarrolla el Ejecutivo de cara a modificaciones en materia previsional.

“La Presidenta de la República me encargó conducir la búsqueda de un acuerdo para mejorar las pensiones con todos los partidos políticos con representación parlamentaria, que se ha concretado en reuniones sistemáticas durante los últimos cinco meses”, dijo.

En todo caso, el jefe de las finazas públicas admitió que lo revelado por la ministra Krauss corresponde a la visión del Ejecutivo sobre el tema. “La ministra del Trabajo de manera imprudente comunicó públicamente hoy la visión que tenemos sobre la administración del 5% que se convertirá en el pilar de ahorro colectivo, anticipando un debate que se daría en la mesa con los partidos, sin precisar los detalles de esta propuesta y otros elementos complementarios. Además, empleó consignas que están fuera del espíritu con que hemos trabajado”.

Más allá de lo anterior, consideró que la intervención de la titular de la cartera “puede afectar severamente las confianzas de quienes están participando en este esfuerzo”.

No es la primera vez que el ministro Valdés tiene diferencias con sus pares de Trabajo. Con Ximena Rincón, antecesora de Krauss en el cargo, mantuvo constantes roces, aunque más privados que públicos, sobre algunos de los contenidos centrales de la reforma laboral.

Sistemas de reparto

Durante su intervención en el encuentro de pensiones, Krauss criticó también a los esquemas de reparto, recordando que en las ex cajas de previsión debía cotizarse al menos 20 años para acceder a una pensión. “O sea había seguridad pero con una barrera de entrada muy alta y a mi juicio no era tan social”. Y precisó que, si bien en 2008 se le añadió al esquema de AFP algo de seguridad social, “ni el mercado financiero ni la introducción del pilar solidario le dio legitimidad al sistema”.

Más temprano también, en un encuentro en Icare sobre las perspectivas para el país en 2017, Valdés aclaró los riesgos de destinar el 5% íntegramente a ahorro o a reparto y advirtió que el país tendrá “problemas crecientes si no actuamos a tiempo”. Planteó la necesidad de hacer cambios paramétricos, como el alza a la edad de retiro, pero recordó que política y socialmente es “extremadamente difícil”. Añadió que “una cosa es decirlo (…) y otra es pasar una ley así por el Congreso”.

Por otra parte, precisó que si bien al traspasar el 5% a los activos mejorarían significativamente las pensiones hoy, ello no es sostenible en el tiempo por el envejecimiento. “Se está buscando una manera inteligente de hacer combinaciones, porque si alguien cree que vamos a poder esperar 20 años sin que cambie ninguna pensión está equivocado”, afirmó. “Tenemos que buscar un mecanismo para mejorar las pensiones hoy y mañana. Con algo de generosidad”, agregó.

Seguir leyendo