Víctor Pérez, senador de la UDI: “Es mal camino pelear el cariño del presidente Piñera”

El parlamentario, que se perfila como el nuevo jefe de comité de la UDI, dice que el mandatario electo tuvo consideración con todos los partidos de Chile Vamos y recalca que su colectividad quedó conforme con el gabinete.

El senador de la UDI Víctor Pérez, pese a no tener un cargo directivo en el partido, es estrecho colaborador de la líder Jacqueline van Rysselberghe. Hoy se perfila como el próximo jefe de comité de los senadores y afirma que la UDI quedó “contenta” con el gabinete. Aunque evita hacer comparaciones con RN, Pérez señala que en esa colectividad sus parlamentarios se prepararon desde un principio para ser ministros al no ir a la reelección.

¿Cómo queda la UDI con el nombramiento de ministros? Tienen cuatro militantes y RN cinco.

Más allá de los nombres a los que uno pudo aspirar, diría que la UDI quedó contenta. Nuestro principal temor era que se cometiera el mismo error que en 2010, pero hoy es un gabinete con capacidad política y eso garantiza que se sumarán a las distintas fuerzas de Chile Vamos. Hay un elemento que no se ha valorado lo suficiente: Desarrollo Social es una cartera que, en 2010, la UDI solicitó su creación y su instalación en La Moneda. Que ahora forme parte del comité político muestra que no solo será un gobierno con capacidad para hacer crecer al país, sino para que las políticas sociales lleguen a los sectores pobres y medios de la población. Estas consideraciones van más allá del número de militantes, de personas que a uno le gusten o que sean más o menos amigos.

Esa cartera era apetecida por todos los partidos, pero quedó en manos del independiente Alfredo Moreno. ¿Es una señal política?

La señal está dada por la pertenencia de esta cartera al comité político; o sea, las políticas sociales tendrán una importancia de primer nivel. Eso es lo central, más allá de quién la ocupe.

¿Hubo nombres que le sorprendieron?

Siempre. Mientras más uno está alejado del núcleo central, las sorpresas son mayores. Pero la verdad es que ninguno me llamó la atención profundamente. Aunque yo no conocía al ministro de Educación (Gerardo Varela). Ahora, sus columnas van en el carril correcto y las críticas hacia él solo muestran prejuicios. No hay duda de que tenga altas posibilidades de tener éxito.

¿Le llamó la atención Roberto Ampuero en Cancillería o Juan Andrés Fontaine en Obras Públicas? Eso es lo que ha trascendido en los partidos.

Yo sigo hace mucho a Ampuero y tiene todas las capacidades para llevar un relato talentoso en nuestra Cancillería. A Juan Andrés Fontaine lo conocimos como ministro de Economía, es sin duda talentoso.

En el gabinete hay proporcionalidad de los partidos según la última elección. ¿Cree que hubo costos para la UDI por sus resultados parlamentarios bajo lo esperado?

No lo veo así. Cuando la UDI propone a José Ramón Valente, Emilio Santelices, Marcela Cubillos, nos alegra. Ese es un debate que puede ser eterno, porque a los partidos les gustaría tener la máxima cantidad de ministros de sus filas, y quien diga lo contrario estaría faltando a la verdad. Pero la realidad política es importante y los equilibrios que el presidente hizo fueron fundamentales. Más allá de la cercanía de Andrés Chadwick con el presidente, él es coronel de la UDI, él representa a la UDI. La UDI tiene al ministro del Interior en el gobierno de Sebastián Piñera.

Pero RN tiene a tres miembros de la directiva en el gabinete.

En RN hubo muchos parlamentarios que no fueron a la reelección porque querían ser ministros. Los dos Monckeberg y Alberto Espina lo dijeron desde el inicio: querían ser ministros y en la UDI no hicimos ese ejercicio. En la UDI no dejamos a nadie afuera para ser ministro, porque ni Hernán Larraín -el único que no fue a la reelección- aspiraba a una cartera. Distinto sería si hubiésemos decidido que nuestros dirigentes principales no hubiesen ido a la reelección para ser ministros. Ahí estaría bien que nos comparen de forma similar, pero no ahora.

El secretario general de RN, Mario Desbordes, dijo que era un gesto del presidente electo que haya nombrado a tres dirigentes de la directiva.

Insisto: ellos renunciaron a la posibilidad de seguir siendo parlamentarios para entrar al gobierno. Nosotros estamos muy contentos de que Andrés Chadwick sea el ministro del Interior y de los nombramientos de Felipe Ward, Hernán Larraín, Isabel Plá, Valente… Vemos que el presidente le tuvo consideración a la UDI y creo que la consideración hacia la UDI, RN, Evópoli y el PRI seguirá presente. Es mal camino pelear el cariño del presidente Piñera, no conduce a nada.

En el gabinete no hay cercanos a la senadora Van Rysselberghe.

La senadora Van Rysselberghe es la líder de la UDI y todos los ministros militantes participan de la estructura organizativa más importante, que es el consejo directivo ampliado de la UDI.

El gobierno de Sebastián Piñera, en 2014, tenía 14 subsecretarios UDI y nueve RN, de los 36. ¿Debería ser parecido esta vez?

Los números son para reportajes, lo importante es que los subsecretarios hagan bien su trabajo, que actúen con transparencia y eficacia. La UDI ha propuesto nombres que cumplen esos requisitos, la decisión del presidente la apoyaremos.

¿Les importan más algunas subsecretarías, como del área social o de descentralización?

Cuando la UDI fija temas es más allá de estar en un cargo. Nos encantaría tener la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), pero si la UDI no lidera ahí, seguiremos hablando con intensidad para que el gobierno, en su conjunto, asuma esa tarea como central.

La UDI instaló que el partido debía ser el corazón del gobierno. ¿Siguen aspirando a eso?

Siempre será nuestro objetivo, porque somos un partido popular, que tiene las políticas sociales en su alma.

Usted se perfila como el nuevo jefe de comité. ¿Cómo será su rol?

Si los senadores me eligen, trabajaremos intensamente para convencer al gobierno de que los temas de la UDI -como clase media, lo social, salud, descentralización- sean prioritarios.

Seguir leyendo