Voto político de históricos DC insta a iniciar un proceso de “revalidación”

El texto, al que tuvo acceso La Tercera, está firmado por más de cien militantes, entre ellos, Jorge Burgos, Patricio Walker, Gutenberg Martínez e Isabel Aylwin.

En horas de la tarde de ayer llegó hasta la secretaría nacional de la Democracia Cristiana un voto político al que adhieren más de cien militantes, la mayoría de ellos dirigentes históricos, ex autoridades de gobierno, consejeros y presidentes regionales, además de parlamentarios en ejercicio y electos.

El texto, al que tuvo acceso La Tercera, se presentará durante la Junta Nacional del partido convocada para hoy y expone una serie de reflexiones sobre el actual proceso de crisis que vive la DC. En él se plantea la necesidad de “revalidar” y “reposicionar” al partido en un ideario “nuevo”, “humanista”, “reformista” y de “centro”, además de ejercer una oposición “constructiva” y “propositiva” frente al gobierno de Sebastián Piñera.

Entre sus firmantes destacan los actuales senadores Patricio Walker y Manuel Matta; los abogados constitucionalista Jorge Correa Sutil y María Pía Silva; los ex ministros Soledad Alvear, Jorge Burgos y José Pablo Arellano; el ex presidente DC Gutenberg Martínez; los diputados Jorge Sabag y Joanna Pérez (electa); la ex consejera nacional Isabel Aylwin; el presidente en Las Condes, Jorge Frei; la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao y la jefe de gabinete de Carolina Goic, Claudia Silva.

En el documento se califica, en primer lugar, “como una clara derrota política del Gobierno de la Presidenta Bachelet, de la Nueva Mayoría y en particular de la DC, los resultados electorales presidenciales y parlamentarios”.

En esa línea se añade que tras los comicios de noviembre se ha “acentuado la crisis que ya venía en desarrollo en el PDC”. Del mismo modo, se valora la campaña presidencial de Carolina Goic y de quienes compitieron en las parlamentarias. En ese sentido, se afirma que entre los motivos que llevaron a los malos resultados figura “la falta de apoyo interno a la candidatura presidencial, la incapacidad de la estructura de completar las listas parlamentarias y con la debida anticipación, el deterioro de la convivencia interna, la falta de fraternidad y disciplina (…) y la primacía de proyectos individuales por sobre la misión comunitaria, que impiden una presencia orgánica, moderna y efectiva de la DC en la realidad nacional”.

A ello se suma, dice el texto, “la existencia de procesos como la ‘retroexcavadora’ y la izquierdización de la agenda política de la Nueva Mayoría y del Gobierno”. Sin embargo, se precisa, que se valoran los avances logrados en la actual administración.

En el documento también se cuestiona el proceso de refichaje de la colectividad, así como también la renuncia de militantes en el último tiempo. “Este proceso es muy peligroso y se funda en una frustración respecto al posicionamiento del PDC y a la virtual inexistencia de una verdadera comunidad cívica a su interior”, se indica.

Conclusiones

Las conclusiones del texto van en la línea de definir el rol que debe cumplir la Democracia Cristiana a futuro. De esta manera, se invita a “iniciar un proceso de revalidación del PDC como el instrumento partidario al servicio del ideario demócratacristiano, que supone el reposicionamiento partidario, en la línea de la campaña presidencial de primera vuelta, conceptualizando el eje de esta decisión, como ‘Un Nuevo Centro Humanista y Reformista’”.

Asimismo, se añade que “esta tarea deberá encabezarla una nueva directiva, que de acuerdo a los procedimientos legales y estatutarios, esta Junta Nacional acuerda ser elegida en abril de 2018”. Con esto último, además, toman distancia con los planteamientos que buscaban aplazar las elecciones.

Respecto del futuro de la tienda, se recalca que la DC se encuentra en la oposición, pero desde la perspectiva de una “oposición constructiva y propositiva, que evaluará en su mérito las propuestas del Ejecutivo, teniendo como parámetro el bien común”.

Asimismo, rechazan la posibilidad de seguir en la Nueva Mayoría y de llegar a acuerdos con el Frente Amplio. “Se demostró que los acuerdos, en que conviven diferencias en conceptos básicos y en la estrategia central, no tienen buenos resultados, para el todo, las partes y el bien común”, se señala. Por el contario, dicen que “se concede el amplio espacio del centro a otros, otorgando una ventaja (…) a la derecha”.

Por último, se concluye que la DC debe “buscar acuerdos políticos preferentes con sectores de pensamiento social demócrata, social liberal e independientes comprometidos con los DDHH, la democracia y el crecimiento con equidad”.

Seguir leyendo