WhatsApp y Telegram deben entregar información si existe orden judicial

WhatsApp

Foto: EFE / Ritchie B. Tongo

Detención de comuneros mapuche ha usado como prueba conversaciones de los imputados en esas servicios de mensajería.




Entre las pruebas presentadas contra los comuneros mapuche imputados por asociación ilícita en La Araucanía, se incluyeron mensajes de WhatsApp y Telegram.

Pedro Anguita, abogado y académico de la U. de los Andes, explica que estos mensajes se pueden obtener gracias a la Ley de Inteligencia (19.974), que permite que en ciertos casos se usen procedimientos especiales de obtención de información, como la intervención de comunicaciones telefónicas, informáticas, radiales y de correspondencia; de sistemas y redes informáticas; escucha y grabación electrónica y de cualquier sistema tecnológico destinado a la transmisión o almacenamiento de comunicaciones.

Para hacerlo, los órganos de inteligencia solicitan autorización judicial a la Corte de Apelaciones del lugar donde se realiza la investigación. Con ella, las empresas de telecomunicaciones o que proveen sistemas de comunicaciones instantáneos, como WhatsApp y Telegram, están obligadas a acceder a las solicitudes inmediatamente o según lo determine la autorización judicial.

"Una cosa es obtener información para inteligencia, para anticiparse y evitar un atentado, y otra para medio de prueba en un juicio criminal. Para lo primero se usa la información y se adoptan medidas para evitar el atentado. Para lo segundo, se requiere del cumplimiento de ciertas formalidades y haber obtenido la autorización judicial. Solo con ella servirá como prueba".

Sin esta autorización, o fuera de plazo, el abogado de los imputados impugnará dichas pruebas y el tribunal podrá declararlas ilícitas por ser obtenidas en contravención a los derechos fundamentales del imputado, explica Anguita.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.