A un año de una campaña solidaria



SEÑOR DIRECTOR

Hace un año realizamos la campaña solidaria “Vamos chilenos”, con el objetivo de destacar el rol de nuestros mayores y estimular la solidaridad de nuestra sociedad. Se realizaron dos jornadas de apoyo a un grupo de personas que durante la pandemia se han sentido solos, sin red de apoyo, con carencias de toda índole y con brechas digitales que los han mantenido desconectados. Con el vital apoyo de la ciudadanía, la colaboración de Anatel, Arcatel, Archi, la Asociación Nacional de la Prensa y el apoyo del Senama, de las municipalidades, la Sociedad de Geriatría y un número importante de universidades, abordamos este desafío.

La Fundación Conecta Mayor -creada desde nuestra universidad- se ha orientado a apoyar a las personas mayores vulnerables y a contribuir desde nuestro quehacer académico a la investigación y al fomento de las políticas públicas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Entre sus iniciativas está la formación de un Centro de Ayuda y Comunicación, el que mediante un dispositivo tecnológico facilita la integración con sus familias y entorno de apoyo cercano. A la fecha, se han entregado más de sesenta y siete mil dispositivos móviles a los y las beneficiarios(as). Esto se ha realizado superando la adversidad que ha significado la pandemia, con más de 230 municipios que ya han entregado todos sus dispositivos. Además, se repartieron los dos kits de insumos básicos -con alimentos no perecibles y artículos de aseo- a la casi totalidad de los beneficiarios.

Este apoyo de conectividad e integración ha significado un gran número de llamadas diarias de los(as) beneficiarios, tanto a sus familiares, amigos, como a su red de apoyo. Este es un acompañamiento real a quienes han sufrido de manera especial en tiempos de pandemia y confinamiento. Es también una manera concreta de aportar a su pertenencia e integración social, y de ponerlos en el centro de nuestra sociedad.

A través de la Fundación Conecta Mayor aportamos a la integración de las personas mayores a través de la implementación de iniciativas y programas de intervención social, de investigación, con programas de formación y capacitación. El esfuerzo conjunto con la academia, el Estado y el sector privado, significará un gran impacto en beneficio de nuestras personas mayores.

Ignacio Sánchez D.

Rector, Pontificia Universidad Católica de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.