Su opinión importa | Envíe sus cartas y comentarios sobre actualidad a correo@latercera.cl Ver condiciones, y sus objeciones al contenido o cobertura del diario a lector@latercera.com

Opinión

Acuerdo Corfo-Sqm para explotación de litio


SEÑOR DIRECTOR
El editorial sobre la conciliación arbitral entre Corfo y SQM afirma que Julio Ponce Lerou fue víctima de una presión indebida, de un actuar discrecional y de una animadversión personal o política. No dice nada sobre algo muy simple: SQM, bajo la dirección de su controlador Julio Ponce Lerou, violó gravemente los contratos que tenía con Corfo en el Salar de Atacama, lo que dio origen a dos juicio e influyó a través de prácticas corruptas que están siendo vistas en los tribunales, para tratar de impedir que Corfo pueda re licitar en forma competitiva la explotación del Salar en 2030.
Como es evidente, Corfo necesita en su salar un socio confiable para desarrollar su potencial de generación de valor y, creemos que SQM bajo la dirección de su controlador Julio Ponce Lerou no da garantías en ese sentido.
La conciliación hizo viable política, económica, social y ambientalmente la modificación de contrato, dentro del mismo plazo de 2030 y sin aumentar la extracción de salmuera, lo que asegura la sustentabilidad del salar de propiedad de Corfo, pero manteniendo la participación en el mercado mundial del litio y del valor agregado. Prueba de ello es la aprobación unánime dada por el CDE y el Consejo de Corfo. Sin acuerdo de conciliación, ambas partes debían esperar un inminente fallo, el cual mantendría el contrato anterior hasta 2030 y Chile hubiese perdido la oportunidad de liderar la industria mundial del litio y la electromovilidad, ya que ni SQM ni otros podrían haber explotado el litio del salar entre 2022 y 2030.
Las modificaciones de contratos de Albemarle y SQM logrados en esta administración aseguran recursos totales para Chile por más de US$ 13.000 millones, con ingresos anuales al Estado a partir de 2026 equivalentes al de toda la minería privada, a la vez que permiten hasta 2030 asegurar un mejor cumplimiento de los estándares de conducta que se espera de una empresa que explota un recurso crítico en la cadena de valor global de la electromovilidad.

Eduardo Bitran
Vicepresidente Ejecutivo Corfo

Seguir leyendo