Acuerdo de Escazú

Foto: AgenciaUno



SEÑOR DIRECTOR

En La Tercera se publicaron las razones de por qué el gobierno se niega a dar el visto bueno al Acuerdo de Escazú. Estas se basan en que el concepto de “medio ambiente sano” es más elevado que el “derecho a vivir en medio ambiente libre de contaminación”, la jerarquía de los tratados internacionales podría afectar la legislación interna, y podría implicar que Chile sea llevado a instancias internacionales en caso de incumplir dichas obligaciones.

Estos argumentos son erróneos y constituyen un retroceso. Es erróneo pensar en la aplicación del criterio de jerarquía, pues hoy se aplica más bien el control de convencionalidad y la adaptabilidad de lo interno a lo internacional, con enfoque integrador y armónico, más que a un criterio de validez por jerarquía, salvo, claro, en caso de alegarse una inconstitucionalidad vía artículo 5 inciso 2.

Asimismo, es un retroceso acudir a la soberanía para negarse a acudir a instancias internacionales, pues es evidente que si hay una obligación internacional que se incumple, es justo que pase a instancias internacionales, insertándose en el sistema mundial.

Espero que el gobierno ceda en su postura y dé el requerido visto bueno.

Luis Acevedo Espínola

Profesor Usach y UNAB

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles