Acuerdos presupuestarios y deuda del CAE

Imagen TEMATICA ESTUDIANTES31392



La semana pasada, gobierno y oposición llegaron a un acuerdo para introducir una serie de puntos adicionales en el Presupuesto del año 2020. Se trata fundamentalmente de aumentar los recursos en diversas áreas, desde inversiones en obras públicas hasta mayor gasto para el funcionamiento de hospitales. Así también, se incluyeron una serie de materias que implican el favorecimiento o priorización de determinados grupos de la población: más recursos para jardines infantiles, incremento de las pensiones solidarias para adultos mayores o la reprogramación de deudas del Crédito con Aval del Estado (CAE) de quienes se encuentran morosos.

Es una buena noticia que gobierno y legisladores se pongan de acuerdo sobre los ámbitos en los que habría espacio para avanzar en un mayor esfuerzo fiscal. Pero ello, naturalmente, tiene consecuencias sobre el déficit y el plazo para llegar a la meta de balance estructural. Es decir, considerando que el acuerdo implica gastar más recursos, la priorización se vuelve clave. En ese sentido, parece correcto que se privilegie a la población más vulnerable, como niños y adultos mayores. Para el caso de estudiantes y egresados de educación superior, aun cuando ya han sido beneficiados con generosas ayudas estudiantiles del Estado, es pertinente que en el contexto actual se busque hacer un esfuerzo adicional para atender sus demandas, sin perjuicio de que no se debe relativizar el principio de que las obligaciones contraídas libremente deben ser cumplidas.

En ese contexto, parece apropiado que, en lugar de pretender medidas inviables como condonar la totalidad de las deudas del CAE -lo que tendría un costo de unos US$ 9.500 millones-, se opte por la reprogramación de quienes lo requieran, así como la condonación de intereses penales y gastos de cobranza asociados. Si bien en su gobierno anterior, el Presidente Piñera promulgó una ley para mejorar las condiciones del CAE, rebajando la tasa de interés a 2% real y estableciendo un límite máximo de pago equivalente al 10% del ingreso del deudor, un requisito para poder acceder a dichas mejoras es no encontrarse moroso. Ello explica que hoy, de acuerdo a lo indicado por la Dipres, haya 142 mil personas que se encontrarían en condiciones de morosidad y que aún no han podido acceder a la mejora en las condiciones de pago del CAE. De esta forma, la reprogramación que se acordó en el presupuesto del próximo año sobre las deudas de dichas personas tendrá un alcance todavía mayor.

Con todo, es bueno recordar que actualmente se encuentra en discusión un proyecto de ley presentado por el gobierno el año pasado, para crear un nuevo crédito estatal en reemplazo del CAE, al que los deudores de éste podrán traspasarse. Este proyecto, si bien tiene algunos elementos que convendría revisar, constituye un avance todavía mayor en las condiciones de pago para los deudores, al establecer un plazo máximo al cabo del cual la deuda se extingue. Es importante que los legisladores se comprometan también con apoyar este esfuerzo que el gobierno ya había ofrecido, previo a la contingencia, para hacerse cargo de una de las demandas ciudadanas que recientemente se han levantado.

Comenta

Imperdibles