Adelanto de vacaciones

Colegios



SEÑOR DIRECTOR:

Con medidas como el cierre adelantado y transversal de colegios y jardines infantiles volvemos a poner en juego a quienes más han sido golpeados por la pandemia: niños, niñas y adolescentes.

En medio de altos niveles de violencia escolar, dramáticos rezagos en el aprendizaje y fuerte deterioro en el desarrollo cognitivo, social y emocional de los niños y niñas, se hace urgente reestablecer rutinas y otorgarles certezas. Es intrínseco en la estabilidad del ser humano y en el manejo y autorregulación de nuestras emociones tener un rayado de cancha definido y seguro.

El cambio intempestivo en las reglas y la ausencia de estructuras en las familias solo generan angustia aún más en nuestros niños y jóvenes, debilitan su salud mental y estresan a las familias.

Los cuidadores, que suelen ser las mujeres, también se ven afectadas. Estaban empezando a retomar rutinas, a emplearse, a enviar a los niños al colegio, y con estas medidas todo se derrumba. La baja flexibilidad laboral y ausencia de hábitos promueven la informalidad o simplemente el desempleo. La brecha de género solo se abre. Poner a los niños y niñas en el centro de nuestra sociedad y decisiones implica hacer todos los esfuerzos porque los colegios sean los últimos en cerrar y los primeros en abrir. No al revés. Hoy las familias de Chile claman por certezas.

Anne Traub

Directora ejecutiva Fundación Familias Power

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.