Bioequivalencia huérfana

medicamentos-4


SEÑOR DIRECTOR

Dicen que el fracaso es huérfano, ya que nadie asume su paternidad, y si es posible se atribuye a otros para que no quede rastro de ella en nuestro árbol genealógico o historial. Luego del informe de la Fiscalía Nacional Económica, la bioequivalencia pasó a ser huérfana.

Es triste ver cómo una política tan importante, asociada a la calidad y a la intercambiabilidad de medicamentos es percibida como un fracaso. Pero al analizar un poco su contexto, es posible notar que esto no es cierto. La bioequivalencia fue mal presentada a la población, por el ministro de Salud, como la aseguradora de "bajar los precios de los medicamentos", lo cual es un error grave. La bioequivalencia es la encargada de certificar la calidad en la comparación entre dos medicamentos, quienes para poder decir esto requieren estudios que cuestan dinero.

Pero por otro lado el informe de la FNE nos dice el porqué del fracaso: las marcas comerciales. Estás distorsionan el mercado engañando a los pacientes de que algo no es igual por el color de su envase, y los laboratorios destinan bastantes recursos para que prescriptores y pacientes sigan pensando así.

Es hora que nos hagamos cargo de nuestros hijos. Si lo que dijimos en algún minuto fue errado, corrijámoslo con humildad; y si podemos mejorar la información a nuestros pacientes eliminando las marcas comerciales, hay que hacerlo.

 Jorge Cienfuegos Silva 

Vicepresidente del Regional Santiago Colegio Farmacéutico

Comenta

Imperdibles