Carnet verde



SEÑOR DIRECTOR

A medida que en nuestro país avanza el exitoso proceso de inoculación contra el Covid-19 hacia grupos etarios de menor edad, han empezado a conocerse preocupantes estadísticas relativas al disparejo avance en diversas comunas.

En efecto, en 166 de las 346 comunas del país aún no se alcanza el 80% de avance en la primera dosis en grupos etarios que ya deberían estar vacunados, con el consiguiente riesgo para la salud pública que esto implica en términos de facilitar la generación de brotes contagiosos.

Ante esta situación, el ministro de Salud Enrique Paris comentó en días recientes que están trabajando en la redacción de un “carnet verde” para todas aquellas personas vacunadas con las dos dosis contra el Covid-19, de manera tal de generar una mayor motivación e incentivos tendientes a maximizar el porcentaje de ciudadanos que terminarán vacunándose contra este contagioso y complejo virus.

Como era de esperar, han empezado a aparecer diversos detractores de esta medida, por una supuesta “obligación” o “discriminación”, siendo la realidad que lo que se busca -correctamente a mi entender- es generar mejores condiciones para que una política pública deseable y crítica, con fuertes externalidades positivas, alcance la mayor cobertura posible en el corto plazo, por lo que solo cabe esperar a que esta vital iniciativa esté ad portas de comenzar a ser aplicada.

Roberto Darrigrandi U.

Economista

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.