Cuatro años

liceo bicentenario



SEÑOR DIRECTOR

Cuatro años ha tenido el actual gobierno para poner en marcha la desmunicipalización, en el marco del nuevo Sistema de Educación Pública, una de las políticas más importantes de los últimos años; cuatro años cruciales para informar, hacer partícipes a las comunidades educativas e inyectar todos los recursos necesarios a los nuevos Servicios Locales de Educación, responsables de apoyar a los establecimientos educacionales para el aprendizaje de niños, niñas y adolescentes; cuatro años para robustecer a la Dirección de Educación Pública, con todos los recursos necesarios para conducir y coordinar esta tarea titánica; cuatro años para aprender de los aciertos y desaciertos de esta primera parte del camino, para hacer ajustes y reorientar la marcha.

Pese a que una mayor gradualidad para esta política puede ser una medida razonable, considerando su complejidad, resulta inexplicable la falta de apoyos decididos al proceso, la ausencia de recursos y, en este escenario, el anuncio del Mineduc para aplazar su implementación, a cuatro meses de terminar su gestión, y a solo días de las elecciones presidenciales.

Querer aplazar, sin más recursos ni apoyos, sin involucrar eficazmente a la ciudadanía y sin dialogar con los gremios involucrados, nos parece impresentable. La pregunta, entonces, es ¿aplazar para qué? ¿para seguir haciendo lo mismo o para asegurar todos los recursos y apoyos que esta política de estado requiere?

Es hora de que quienes nos gobiernan entiendan el valor vital de la nueva educación pública para avanzar hacia un Chile con mayor bienestar, equidad y justicia social. No podemos desaprovechar la oportunidad de fortalecer nuestra educación pública por cuatro años más.

Alejandra Arratia M.

Directora ejecutiva Educación 2020

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.