De vuelta a clases


En marzo entramos a clases, nuevamente. Otro año más. Los primeros días son emocionantes y entretenidos. Ver de nuevo a mis amigos y amigas. También es interesante cuando llegan niños nuevos, sobre todo, cuando vienen de otras ciudades o países.

También es entretenido elegir los cuadernos, mochila, estuche y todos los lápices y útiles con los que vamos a trabajar durante el año.

Pero luego los días se vuelven cada vez más monótonos y atareados. Pasar de la polera y el short al uniforme, levantarse muy temprano, estudiar, portarse bien, hacer tareas. Entonces el colegio empieza a aburrir un poco.

Pero está el recreo para divertirse y jugar con los amigos. En el colegio también practicas y vas mejorando en leer y escribir, ya sea en clases o cuando te dan libros para leer en la casa. O están las asignaturas que más te gustan, como inglés, artes, educación física, ciencias naturales (las demás son aburridas para mí). Y no nos olvidemos de los talleres o actividades extraprogramáticas que hacen la semana más entretenida.

Casi se me olvida: las profesoras; están las estrictas, enojonas, las amorosas, divertidas o bacanes. Pero todas nos quieren como somos.

Falta poco para que volvamos al colegio (¡ya se acaban las vacaciones, buuu!); y algunos están felices, otros tristes, pero todos estamos ansiosos; nerviosos por todo lo que se viene este año 2019.

Comenta

Imperdibles