Dejemos de hablar y actuemos



SEÑOR DIRECTOR

A un mes de la inédita marcha mundial por el Día de la Mujer, es necesario detenernos y analizar qué estamos haciendo para avanzar en paridad de género.

No se trata solo de incluir a las mujeres en esferas donde aún somos marginadas, sino que cuán preparados estamos para recibirlas de manera justa en espacios que por años han sido "manejados" por hombres.

¿Cómo pretendemos tener más mujeres en puestos de alta dirección, si, por ejemplo, desde que las niñas entran al colegio se estigmatiza su éxito en áreas ligadas a matemáticas y ciencias?; espacios donde se desarrolla el pensamiento crítico, limitando su entrada a ciertas carreras y puestos de gerencia, creándose un círculo vicioso.

Las organizaciones pueden empezar a contratar sin sesgos, incentivar el postnatal masculino, promocionar a mujeres talentosas en edad fértil o pagar sueldos equitativos. Esto ayudará a dar grandes pasos. Solo falta coraje.

Esto no resuelve el problema, pero elimina ciertas barreras. Luego viene lo difícil, que es empezar a valorar al ser humano, hombres y mujeres, en su plenitud. Solo desde el respeto surge la inclusión.

Carolina Yachan

Consultora CLA y académica UAI

Comenta

Imperdibles