Del Congreso a La Moneda



SEÑOR DIRECTOR

El miércoles conocimos nuevamente la salida de un diputado del Congreso para ir a instalarse a La Moneda por los meses que quedan de gobierno.

Sin duda, esto abre la necesidad de discutir la importancia de considerar una prohibición de renunciar al cargo de diputado o senador para el cual fue elegido por la ciudadanía, o bien de incorporar en la futura Carta Magna que en caso de renuncia, por un motivo que no sea una enfermedad u otro calificado de grave, exista una prohibición de asumir cargos públicos, ya sea por el periodo pendiente para concluir el mandato de elección popular o por uno diferente.

Una propuesta de este tipo no solo debe considerar los cargos parlamentarios, sino que todos los de elección popular que existan en el país, pues cuando la ciudadanía entrega su voto al proyecto que se le presenta, una de las cosas que espera es que quien resulte elegido cumpla con su rol durante todo el tiempo que significa la responsabilidad que asume.

Arnoldo Carrasco

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.